Prospecto ABINOL

Composición
Cada frasco ampolla de 10mg contiene: clorhidrato de doxorubicina 10mg, lactosa 50mg. Cada frasco ampolla de 50mg contiene: clorhidrato de doxorubicina 50mg, lactosa 250mg.
Farmacología
Antineoplásico, citostático, antibiótico de la familia de las antraciclinas. Los estudios fundamentales han mostrado que la doxorubicina se fija rápidamente a las estructuras nucleares de la célula y bloquea la síntesis del DNA y del RNA como agente intercalante del nivel del DNA.
Indicaciones
Cáncer de mama. Sarcomas de hueso y partes blandas. Enfermedad de Hodgkin, linfomas no Hodgkin. Tumores sólidos de los niños. Cáncer de pulmón. Leucemias agudas y crónicas. Cáncer de vejiga, ovario y estómago.
Dosificación
La posología media es de 60 a 75mg/m2 por vía intravenosa en aplicación única. Cada ciclo está separado del precedente por un intervalo libre de 3 a 4 semanas. Los ciclos son repetidos hasta una dosis total máxima de 550mg/m2. También puede aplicarse a razón de 20mg/m2 de superficie corporal con repetición cada semana. En caso de pacientes que hubieran recibido radioterapia previa o citostáticos que incrementan la cardiotoxicidad, la dosis total debe reducirse a un máximo de 450mg/m2. En los tumores sólidos de los niños se administran 30mg/m2 de superficie, por vía IV diariamente, tres días sucesivos, repitiendo el ciclo cada cuatro semanas. Administración de la solución: se administra la dosis de doxorubicina rápidamente en la tubuladura de una perfusión venosa de solución clorada isotónica o de solución dextrosada al 5% (evitando toda extravasación que pueda producir una necrosis de los tejidos circundantes), ya sea la dosis total en: una sola vez, dos veces en el transcurso de la jornada, repartida en 2 o 3 días. No es necesario proceder a una perfusión; ésta puede ser instalada poco tiempo antes de la administración de doxorubicina y detenida pocos minutos después.
Contraindicaciones
Como con todos los citostáticos, la doxorubicina no debe ser administrada a mujeres embarazadas. Su prescripción debe ser evitada en los sujetos que presentan cardiopatía o insuficiencia hepática o renal severa.
Efectos secundarios
Muchos efectos colaterales de la terapia antineoplásica son inevitables y representan la acción farmacológica de la medicación. Algunos de éstos, por ejemplo, leucopenia y trombocitopenia, son empleados realmente como indicadores de la efectividad de la medicación y facilitan la titulación individual de la dosis. Una colitis necrotizante (inflamación seca), heces sanguinolentas, infecciones severas y a veces fatales han sido asociadas con un régimen combinado de doxorubicina y citarabina. Los siguientes efectos secundarios/adversos han sido seleccionados sobre la base de su potencial significado clínico. Los que indican requerimientos de atención médica. Incidencia más frecuente: fiebre, escalofríos, dolor de garganta (leucopenia; infección), llagas en la boca o sobre los labios (estomatitis; esofagitis). Incidencia menos frecuente: oscurecimiento o enrojecimiento de la piel (si el paciente ha recibido previamente terapia de radiación puede producirse severa dermatitis y mucositis en el área irradiada con el uso concurrente), dolor en el flanco estomacal o dolor articular (hiperuricemia; nefropatía por ácido úrico), dolor en el lugar de la inyección (extravasación, celulitis, necrosis tisular), insuficiencia respiratoria o edemas de tobillos, latidos cardíacos inusualmente rápidos o irregulares, cardiotoxicidad en forma de falla cardíaca congestiva, dolor estomacal (úlceración gastrointestinal), hemorragia inusual o equimosis (trombocitopenia). Incidencia rara: erupción cutánea o salpullido, fiebre, escalofríos (reacción alérgica), estornudos. Los que indican la necesidad de atención médica solamente si continúan o son molestos. Incidencia más frecuente: náuseas y vómitos. Incidencia menos frecuente: oscurecimiento de la planta de los pies, las palmas de las manos o uñas, diarrea. Los que no requieren atención médica. Incidencia más frecuente: pérdida capilar, orina rojiza (se aclara en término de 48 horas). Los que indican posible cardiotoxicidad y la necesidad de atención médica si ocurren después de la discontinuación de la medicación. Insuficiencia respiratoria, tumefacción de tobillos o piernas, latidos cardíacos inusualmente rápidos o irregulares. Síntomas de sobredosis y tratamiento: la hemodiálisis es inútil, ya que la doxorubicina es excretada por vía biliar e intestinal en su mayor parte. En casos de sobredosis debe esperarse que se exageren los efectos secundarios, debe vigilarse estrechamente la función cardíaca y realizar determinaciones diarias del hemograma. En casos necesarios realizar transfusiones sanguíneas.
Precauciones
Sensibilidad cruzada o problemas relacionados: se ha informado sobre un caso de aparente sensibilidad cruzada con la lincomicina. Carcinogenicidad y mutagenicidad: las malignidades secundarias son efectos potencialmente demorados de muchos agentes antineoplásicos, si bien no está claro su acción mutagénica o inmunosupresora. El efecto de la dosis y la duración de la terapia también son desconocidos, si bien el riesgo parece aumentar con el uso prolongado. Si bien la información es limitada, la información disponible parece indicar que el riesgo carcinogénico es máximo con los agentes alquilantes. La doxorubicina es carcinogénica en animales y potencialmente carcinogénica en humanos. Embarazo y lactancia. Fertilidad: supresión gonadal, con la consiguiente amenorrea o azoospermia, puede ocurrir en pacientes que reciben terapia antineoplásica, especialmente con los agentes alquilantes. Por lo general, estos efectos parecen estar relacionados con la dosis y duración de la terapia y pueden ser irreversibles. La predicción del grado de insuficiencia de la función testicular u ovárica es complicada por el uso común de combinaciones de varios antineoplásicos, lo que dificulta la determinación de los efectos de los agentes individuales. La doxorubicina afecta la función gonadal, pero tiene un efecto menor sobre los humanos que el observado en experimentos con ratones. Embarazo: la doxorubicina es embriotóxica y teratogénica en ratas y embriotóxica y abortiva en conejos. Algunos estudios indican que puede atravesar la placenta en humanos. Primer trimestre: se recomienda usualmente que el empleo de antineoplásicos, especialmente la quimioterapia de combinación, sea evitado siempre que sea posible, especialmente durante el primer trimestre. Si bien la información es limitada debido a los casos relativamente escasos de administración antineoplásica durante el embarazo, se debe considerar el riesgo/beneficio debido al potencial mutagénico y carcinogénico de estas medicaciones. Lactancia: si bien se dispone de escasa información sobre la excreción de agentes antineoplásicos en la leche humana, debido a los riesgos para el infante (efectos adversos, mutagenicidad, carcinogenicidad), la lactancia no es recomendable durante la administración de doxorubicina. Pediatría: la cardiotoxicidad puede ser más frecuente en niños de menos de 2 años de edad. Geriatría: la cardiotoxicidad puede ser más frecuente en los gerontes (70 años de edad o más). Además, se debe emplear con precaución en pacientes que presentan inadecuadas reservas de médula ósea por lo avanzado de su edad. Odontología: los efectos depresores de la médula ósea de la doxorubicina pueden determinar un aumento de la incidencia de infección microbiana, demora en la curación y hemorragia gingival. El trabajo dental debe ser completado, siempre que sea posible, previamente a la iniciación de la terapia o dejado hasta que los recuentos sanguíneos hayan vuelto a valores normales. Se debe instruir a los pacientes sobre la adecuada higiene oral durante el tratamiento, incluida la precaución en el uso de cepillos de dientes, hilo dental y escarbadientes. La doxorubicina también produce, por lo común, estomatitis que puede estar asociada con considerable malestar. Incompatibilidades: la doxorubicina no debe ser mezclada con heparina, dexametasona, succinato de hidrocortisona, fluorouracilo, aminofilina o cefalotina, pues se forma un precipitado.
Interacciones
Se han seleccionado las siguientes interacciones de la droga sobre la base de su potencial significado clínico. Combinaciones que contienen cualquiera de las siguientes medicaciones, dependiendo de la cantidad presente, también pueden interactuar con esta medicación: alopurinol, colchicina, probenecid, sulfinpirazona. La doxorubicina puede elevar la concentración de ácido úrico en sangre; el ajuste de la dosis de agentes antigotosos puede ser necesario para el control de la hiperuricemia y la gota; el alopurinol puede ser preferido para la prevención o la reversión de la hiperuricemia inducida por la doxorubicina debido al riesgo de nefropatía por ácido úrico con agentes uricosúricos antigota. Medicaciones productoras de discrasias sanguíneas u otros depresores de la médula ósea, o terapia por radiación: el uso concurrente puede incrementar los efectos depresores sobre la médula ósea de estas medicaciones y la terapia de radiación, incluida severa dermatitis o mucositis, y puede requerir la reducción de la dosis: ciclofosfamida, dactinomicina, mitomicina. Terapia de radiación en el área mediastínica: el uso concomitante puede resultar en cardiotoxicidad aumentada; se recomienda que la dosis total de doxorubicina no exceda de los 400mg por m2 de superficie corporal. Daunorubicina: el uso de doxorubicina en un paciente previamente medicado con daunorubicina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad; se hace necesario el ajuste de la dosis. La doxorubicina no debe ser empleada en pacientes que previamente recibieron dosis acumulativas completas de daunorubicina o doxorubicina. Medicaciones hepatotóxicas: el uso concurrente puede incrementar el riesgo de toxicidad; por ejemplo, el metotrexato en altas dosis puede influir negativamente sobre la función hepática e incrementa la toxicidad de la doxorubicina administrada con posterioridad. Estreptozotocina: puede prolongar la vida media de la doxorubicina cuando es empleada en forma concurrente; la reducción de la dosis de doxorubicina es recomendada. Vacunas de virus vivos: debido a que los mecanismos de defensa normales están suprimidos, el uso concurrente con una vacuna de virus vivos puede potenciar la replicación del virus de la vacuna, puede incrementar los efectos colaterales/adversos de los virus de la vacuna o puede reducir la respuesta de anticuerpo del paciente a la vacuna: la inmunización de estos pacientes debe ser emprendida sólo con extrema precaución después de una cuidadosa revisión del estado hematológico del paciente y solamente con el conocimiento y consentimiento del médico que maneja la terapia con doxorubicina. El intervalo entre las medicaciones en discontinuación que producen inmunosupresión y la recuperación de la capacidad de respuesta a la vacuna depende de la intensidad y tipo de inmunosupresión por la medicación empleada, la enfermedad subyacente y otros factores; los estimados varían desde 3 meses a 1 año. Los pacientes con leucemia en remisión no deben recibir vacunas con virus vivos hasta por lo menos 3 meses después de su última quimioterapia. Además la inmunización con vacuna con poliovirus debe ser pospuesta en las personas en estrecho contacto con el paciente, en especial los miembros de su familia.
Conservación
Mantener al abrigo de la luz y a temperatura ambiente.
Presentación
Env. con 1 fco. amp. de 10mg y 50mg.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *