Prospecto ADALAT RETARD

Composición
Cada comprimido recubierto retard contiene: nifedipino 10mg. Cada comprimido recubierto retard contiene: nifedipino 20mg.
Farmacología
El nifedipino es un calcioantagonista perteneciente al grupo de las 1,4 - dihidropiridinas. Los calcioantagonistas bloquean la entrada de iones calcio a las células a través de los canales lentos de calcio que se encuentran en las membranas celulares. El nifedipino actúa principalmente sobre las células miocárdicas y del músculo liso de las arterias coronarias y en el sistema vascular periférico. A nivel cardíaco el nifedipino dilata las arterias coronarias aumentando el flujo sanguíneo posestenótico y el aporte de oxígeno. Paralelamente reduce los requerimientos de oxígeno por disminución de la resistencia periférica (poscarga). El uso prolongado de nifedipino puede prevenir el desarrollo de nuevas lesiones arterioescleróticas en las arterias coronarias. El nifedipino reduce el tono vascular arteriolar y la resistencia periférica elevada y como consecuencia disminuye la presión arterial. Al comienzo del tratamiento con nifedipino puede haber una taquicardia refleja y transitoria, sin embargo, este aumento no es suficiente para compensar la vasodilatación. Además, el nifedipino aumenta la excreción de agua y sodio, tanto en el uso prolongado como en el uso a corto plazo. El descenso de la presión arterial producido por el nifedipino es más marcado en los pacientes hipertensos. En el síndrome de Raynaud, el nifedipino puede prevenir o reducir el vasoespasmo digital.
Farmacocinética
Absorción y biodisponibilidad: luego de la administración oral, el nifedipino es casi completamente absorbido. La biodisponibilidad sistémica luego de la administración oral de nifedipino es del 45 - 56% debido al efecto del primer paso. Las concentraciones plasmáticas y séricas máximas con ADALAT RETARD 10 se alcanzan a la 1,5 a 4,2 horas. La ingesta simultánea de alimentos lleva a un retraso, pero no a una reducción, de la absorción. Dos comprimidos recubiertos de ADALAT RETARD 10 (nifedipino 10mg) son equivalentes a un comprimido recubierto de ADALAT RETARD (nifedipino 20mg). La siguiente tabla muestra el pico de concentraciones plasmáticas (Cmáx) de ADALAT RETARD y su tiempo correspondiente (Tmáx): dosis: 20mg. Cmáx (ug/l): 26-77. Tmáx (h): 1,5-4,2. Distribución: el nifedipino se une a las proteínas plasmáticas (albúmina) en un 95%. La vida media luego de la administración IV es de 5 a 6 minutos. Metabolismo: luego de la administración oral el nifedipino es metabolizado en la pared intestinal y en el hígado, principalmente por procesos oxidativos. Sus metabolitos no tienen actividad farmacodinámica. El nifedipino es excretado en forma de metabolitos predominantemente por vía renal y alrededor de un 5-15% por vía biliar a través de las heces. La sustancia inalterada es recobrada en orina sólo en pequeñas cantidades (menos del 0,1%). Eliminación: la vida media de eliminación es de 6 a 11 horas debido a la absorción retardada. Luego de la dosis usual no se detectó acumulación de la sustancia durante tratamiento prolongado. En casos de disfunción renal no se detectaron cambios importantes en comparación con los obtenidos en voluntarios sanos. En casos de disfunción hepática la vida media se prolonga y el clearance total se reduce. En casos severos, es necesaria una reducción de la dosis.
Indicaciones
Tratamiento de la enfermedad coronaria. Angina de pecho crónica estable (angina de esfuerzo). Tratamiento de la hipertensión.
Dosificación
Vía oral. La dosis debe adaptarse en forma individual, según la gravedad de la enfermedad y la respuesta del paciente. En pacientes con disfunción hepática es necesario un monitoreo cuidadoso y, en casos severos, puede ser necesaria una reducción de la dosis. ADALAT RETARD 10 es particularmente conveniente para la titulación de la dosis. La titulación de la dosis es recomendada para hipertensos con enfermedad cerebrovascular severa y en pacientes con bajo peso o con terapia múltiple con otros antihipertensivos, que pueden presentar una respuesta exagerada al nifedipino. En los pacientes que presentan efectos colaterales en respuesta al tratamiento con nifedipino es recomendable un pequeño ajuste de dosis, estabilizándolos individualmente con ADALAT RETARD 10. Adultos: salvo otra indicación médica, se recomienda ADALAT RETARD 10, en adultos la siguiente dosificación: en enfermedad coronaria: angina de pecho crónica estable (angina de esfuerzo), 1 comprimido recubierto de ADALAT RETARD 10, 2 veces al día (2 x 10mg/día). En caso de ser necesario se puede aumentar la dosis gradualmente, según las necesidades individuales, hasta un máximo de 60mg diarios. Si luego de 14 días de iniciado el tratamiento, con ADALAT RETARD 10, no se alcanzan los resultados esperados se debería cambiar a formulaciones de liberación rápida (ADALAT cápsulas). En hipertensión: 1 comprimido recubierto de ADALAT RETARD 10, 2 veces al día (2 x 10mg/día). En caso necesario se puede aumentar la dosis gradualmente, según necesidades individuales, hasta un máximo de 60mg diarios. Salvo otra indicación médica, se recomienda ADALAT RETARD 20mg, en adultos la siguiente dosificación: en enfermedad coronaria: angina de pecho crónica estable (angina de esfuerzo), 1 comprimido recubierto de ADALAT RETARD 10, 2 veces al día (2 x 20mg/día). En caso de ser necesario se puede aumentar la dosis gradualmente, según las necesidades individuales, hasta un máximo de 60mg diarios. Si luego de 14 días de iniciado el tratamiento, con ADALAT RETARD, no se alcanzan los resultados esperados se debería cambiar a formulaciones de liberación rápida (ADALAT cápsulas). En hipertensión: 1 comprimido recubierto de ADALAT RETARD 10, 2 veces al día (2 x 20mg/día). En caso necesario se puede aumentar la dosis gradualmente, según necesidades individuales, hasta un máximo de 60mg diarios. Duración del tratamiento: el médico determinará la duración del mismo. Debido a su pronunciada acción antiisquémica y antihipertensiva, los comprimidos recubiertos de ADALAT RETARD 10 deben ser suspendidos gradualmente, en especial cuando se administran dosis altas. Administración: los comprimidos recubiertos deben ingerirse enteros con un poco de líquido, independientemente de las comidas. El consumo simultáneo de comida puede retrasar, pero no disminuir, la absorción. Se recomienda un intervalo de administración de 12 horas, no debiendo ser inferior a 4 horas.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad conocida al nifedipino, shock cardiovascular, embarazo y lactancia, combinado con rifampicina. Embarazo: el nifedipino está contraindicado en el embarazo. El nifedipino ha demostrado provocar efectos teratogénicos en ratas y conejos, incluyendo anomalías digitales. Dichas anomalías se producen posiblemente como resultado de la afectación del flujo sanguíneo uterino. La administración de nifedipino se ha asociado a una serie de efectos embriotóxicos, placentotóxicos y fetotóxicos, inclusive fetos con malformaciones (ratas, ratones, conejos), placentas pequeñas y cilios coriónicos subdesarrollados (monos), muertes de embriones y fetos (ratas, ratones, conejos), así como prolongación del tiempo gestacional/disminución de la supervivencia neonatal (ratas, no se efectuaron evaluaciones en las otras especies). Todas las dosis asociadas a los efectos teratogénicos, embriotóxicos o fetotóxicos en animales presentaron toxicidad materna y fueron varias veces la dosis máxima recomendada en personas. No hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. Fertilidad: en algunos casos de fertilización in vitro, los calcioantagonistas como el nifedipino han estado asociados con cambios bioquímicos reversibles en la cabeza de los espermatozoides que puede producir disfunción espermática. En aquellos hombres que fracasan en concebir por medio de fertilización in vitro, y donde no existe otra explicación, los calcioantagonistas como el nifedipino deben ser considerados como causa probable. Lactancia: el nifedipino pasa a leche materna. Como no hay experiencia de posibles efectos sobre los niños, la lactancia debería interrumpirse si el tratamiento con nifedipino se considera necesario en el período de lactancia.
Reacciones adversas
Las reacciones adversas más comunes de la droga están basadas en estudios clínicos con ADALAT RETARD 10 clasificados en categorías de frecuencia CIOMS III y sistema corporal y términos COSTART (5° ed. mod. por Bayer) (n = 7243 pacientes, status: 31.01.00).

Las reacciones adversas más comunes de la droga están basadas en reportes espontáneos clasificados en categorías de frecuencia CIOMS III, sistema corporal COSTART y términos HARTS calculados sobre la exposición del paciente (n = 1841 casos reportados, status: 31.01.00).

Los pacientes dializados con hipertensión maligna e hipovolemia, puede ocurrir una caída de la presión arterial como resultado de una vasodilatación.
Precauciones
Se recomienda especial atención en pacientes hipotensos (hipotensión severa con presión sistólica menor de 90mmHg), en casos de insuficiencia cardíaca manifiesta y en casos de estenosis aórtica grave. Debe tenerse cuidado en mujeres embarazadas, al administrarse nifedipino en combinación con sulfato de magnesio IV (ver Contraindicaciones). En pacientes con disfunción hepática puede ser necesario un monitoreo cuidadoso y, en casos severos, una reducción de la dosis. Mantener lejos del alcance de los niños. Efectos en la capacidad para conducir y usar máquinas: las reacciones al fármaco, que varían en intensidad en forma individual, pueden perjudicar la habilidad para conducir u operar maquinarias. Esto es válido sobre todo al comienzo del tratamiento, cuando se cambia de medicación y en combinación con el alcohol.
Interacciones
El efecto antihipertensivo de nifedipino puede potenciarse con otras drogas antihipertensivas. Cuando se administra nifedipino simultáneamente con betabloqueantes el paciente debe ser cuidadosamente monitoreado, ya que puede producirse una hipotensión severa. En casos aislados se ha informado sobre agravamiento de cuadros de insuficiencia cardíaca. El nifedipino es metabolizado a través del sistema citocromo P-450 3A4, localizado, tanto en la mucosa intestinal como en el hígado. Las drogas que pueden, tanto inhibir como inducir este sistema de enzimas pueden, por lo tanto, alterar el primer paso (luego de la administración oral) o el clearance de nifedipino. Digoxina: la administración simultánea de nifedipino y digoxina puede reducir el clearance de digoxina y por lo tanto incrementar la concentración plasmática de digoxina. En el paciente deberán controlarse los síntomas por sobredosis de digoxina como precaución, y si fuera necesario, debe reducirse la dosis del glucósido, teniendo en cuenta la concentración plasmática de la digoxina. Fenitoína: la fenitoína estimula el sistema citocromo P-450 3A4. Cuando se coadministra con fenitoína, la biodisponibilidad del nifedipino se reduce y, consecuentemente, disminuye su eficacia. Cuando ambas drogas se administran en forma concomitante, deberá controlarse la respuesta clínica al nifedipino y considerarse, en caso necesario, un aumento de la dosis de nifedipino. Si la dosis de nifedipino ha sido incrementada durante la coadministración de ambos medicamentos, deberá considerarse una reducción de la dosis de nifedipino cuando el tratamiento con fenitoína se interrumpa. Quinidina: cuando el nifedipino y la quinidina se administran simultáneamente se ha observado, en algunas ocasiones, una disminución de los niveles de quinidina o, tras la suspensión del tratamiento con nifedipino, en casos individuales, una elevación marcada de la concentración plasmática de quinidina. Por esta razón cuando el nifedipino es administrado de manera adicional o discontinuada, se recomienda un monitoreo de la concentración plasmática de la quinidina y, si es necesario, el ajuste de la dosis de la quinidina. Algunos autores reportaron un aumento en la concentración plasmática de nifedipino luego de la coadministración de ambas drogas, mientras otros no observaron alteración en la farmacocinética del nifedipino. La presión sanguínea debería ser cuidadosamente monitoreada si se agrega quinidina a una terapia existente con nifedipino. De ser necesario se debería disminuir la dosis de nifedipino. Quinupristina/dalfopristina: la administración simultánea de quinupristina/dalfopristina y nifedipino puede producir un aumento de la concentración plasmática de nifedipino. Luego de la administración de ambas drogas, debería monitorearse la presión sanguínea y, si es necesario, deberá considerarse una disminución de la dosis de nifedipino. Cimetidina: debido a la inhibición del citocromo P-450 3A4 la cimetidina eleva la concentración plasmática de nifedipino y puede potenciar su efecto antihipertensivo. Rifampicina: induce fuertemente el sistema citocromo P-450 3A4. Luego de la coadministración con rifampicina, la biodisponibilidad del nifedipino se reduce claramente y por lo tanto disminuye su eficacia. El uso de nifedipino en combinación con rifampicina está, por lo tanto, contraindicado. Diltiazem: disminuye el clearance de nifedipino. La combinación de ambas drogas debe ser administrada con precaución y debe considerarse una reducción de la dosis de nifedipino. Jugo de pomelo: inhibe el sistema citocromo P-450 3A4. La administración del nifedipino junto con el pomelo produce una elevación de las concentraciones plasmáticas de nifedipino debido a la reducción del metabolismo de primer paso. Como consecuencia, puede producirse un aumento del efecto reductor de la presión sanguínea. En caso de consumo regular de jugo de pomelo, este efecto puede durar al menos 3 días después de la última ingesta de jugo. Cisaprida: la administración simultánea de cisaprida y nifedipino puede producir un aumento en las concentraciones plasmáticas de nifedipino. Luego de la coadministración de ambas drogas, la presión sanguínea debe ser monitoreada y, si es necesario, debe considerarse una reducción de la dosis de nifedipino. Interacciones potenciales: eritromicina: no se han realizado estudios de interacción entre el nifedipino y la eritromicina. Se sabe que la eritromicina inhibe el citocromo P-450 3A4 debido al metabolismo de otras drogas. Además, no puede excluirse el potencial aumento de las concentraciones plasmáticas de nifedipino luego de la administración de ambas drogas. Fluoxetina: no se ha realizado un estudio clínico que investigue la potencial interacción entre fluoxetina y nifedipino. No obstante, la fluoxetina ha mostrado inhibir, in vitro, el citocromo P-450 3A4 que metaboliza el nifedipino. Por lo tanto, un aumento en las concentraciones plasmáticas de nifedipino por la coadministración de ambas drogas no debe excluirse. Cuando la fluoxetina se administra junto con el nifedipino, la presión sanguínea debe ser monitoreada y, si es necesario, debe considerarse una reducción de la dosis de nifedipino. Amprenavir, indinavir, nelfinavir, ritonavir, saquinavir: no se ha realizado un estudio clínico que investigue la potencial interacción entre nifedipino y amprenavir, indinavir, nelfinavir, ritonavir o saquinavir. Las drogas de esta clase han mostrado inhibir el sistema citocromo P-450 3A4 y además se ha demostrado que el amprenavir, indinavir, nelfinavir, ritonavir o saquinavir inhiben in vitro el metabolismo del nifedipino mediado por dicho citocromo. Cuando se administra junto con nifedipino, no puede excluirse un sustancial aumento en las concentraciones plasmáticas de nifedipino debido a una reducción del metabolismo de primer paso y a una disminución en la eliminación. Cuando se administran junto con el nifedipino, la presión sanguínea debe ser monitoreada y, si es necesario, debe considerarse una reducción de la dosis de nifedipino. Ketoconazol, itraconazol, fluconazol: no se ha llevado a cabo, todavía, un estudio que investigue el potencial de una interacción de la droga entre el nifedipino y el ketoconazol, itraconazol o fluconazol. Las drogas de este tipo inhiben el sistema citocromo P-450 3A4. Cuando se administran oralmente junto con el nifedipino no puede excluirse un aumento importante en la biodisponibilidad sistémica del nifedipino debido a una reducción del metabolismo de primer paso. Luego de la coadministración la presión sanguínea debería ser monitoreada y, si es necesario, debe considerarse una reducción de la dosis de nifedipino. Nefazodona: hasta la fecha no se ha realizado ningún estudio clínico que investigue la posible interacción entre el nifedipino y la nefazodona. Se sabe que la nefazodona inhibe el metabolismo de otros medicamentos mediado por el citocromo P-450 3A4. Por tanto, no puede excluirse un aumento de la concentración plasmática del nifedipino en caso de administración concomitante de ambos fármacos. Si se administra nefazodona junto con nifedipino deberá controlarse la presión arterial y, en caso necesario, reducir la dosis de nifedipino. Tacrolimus: ha mostrado ser metabolizado por la vía del sistema citocromo P-450 3A4. Reportes recientes informaron que la dosis de tacrolimus administrada simultáneamente con nifedipino debe ser reducida en casos individuales. Luego de la administración de ambas drogas, las concentraciones plasmáticas de tacrolimus deberían ser monitoreadas y, si es necesario, debería considerarse una reducción en la dosis del mismo. Carbamazepina: no se han realizado estudios controlados para investigar la interacción potencial entre el nifedipino y la carbamazepina. Debido a que la carbamazepina ha demostrado reducir las concentraciones plasmáticas de nimodipino, bloqueante cálcico estructuralmente similar, debido a inducción enzimática, no puede excluirse una disminución en las concentraciones plasmáticas de nifedipino y por lo tanto una disminución en la eficacia. Fenobarbital: no se han realizado estudios controlados para investigar la interacción entre el nifedipino y el fenobarbital. Debido a que el fenobarbital ha demostrado reducir las concentraciones plasmáticas de nimodipino, bloqueante cálcico estructuralmente similar, debido a inducción enzimática, no puede excluirse una disminución en las concentraciones plasmáticas de nifedipino y por lo tanto una disminución en la eficacia. Acido valproico: no se han realizado estudios controlados para investigar la interacción potencial entre el nifedipino y el ácido valproico. Debido a que el ácido valproico ha demostrado reducir las concentraciones plasmáticas de nimodipino, bloqueante cálcico estructuralmente similar, debido a inhibición enzimática, no puede excluirse una disminución en las concentraciones plasmáticas de nifedipino y por lo tanto una disminución en la eficacia. Interacciones que no se han demostrado: la administración concomitante de nifedipino con ajmalina, benazepril, debrisoquina, doxazosina, ibesartán, omeprazol, orlistat, pantoprazol, ranitidina, rosiglitazone, talinolol, triamterene hidroclorotiazida no produce efecto sobre la farmacocinética del nifedipino. La administración concomitante de nifedipino y candesartán cilexetil no tiene efecto sobre la farmacocinética de ninguna droga. Aspirina: la administración concomitante de nifedipino y aspirina 100mg no tiene efecto sobre la farmacocinética del nifedipino. La coadministración de nifedipino no altera el efecto de la aspirina 100mg sobre la agregación plaquetaria y el tiempo de sangría. Otras formas de interacción: el nifedipino puede producir valores espectrofotométricos urinarios falsamente aumentados del ácido vainillín-mandélico. Sin embargo, la medición con HPLC no se ve afectada.
Sobredosificación
Se han observado los siguientes síntomas en casos de intoxicación severa con nifedipino: trastornos de la conciencia hasta el coma, caída en la presión sanguínea, alteraciones en el ritmo cardíaco taquicardia/bradicardia, hiperglucemia, acidosis metabólica, hipoxia, shock cardiogénico con edema pulmonar. Manejo de la sobredosis: en lo que concierne al tratamiento, tiene prioridad la eliminación de la sustancia activa y el restablecimiento de una condición cardiovascular estable. Luego de la ingestión oral se indica el lavaje gástrico, si es necesario con irrigación del intestino delgado. En caso de intoxicación con ADALAT RETARD 10 la eliminación debe ser lo más completa posible, incluyendo el intestino delgado, para prevenir la subsecuente absorción de la sustancia activa. La hemodiálisis no surte efecto alguno, ya que el nifedipino no es dializable, pero se aconseja la plasmaféresis. La bradicardia, como trastorno del ritmo cardíaco, puede ser tratada sintomáticamente con beta-simpaticomiméticos, y en bradicardias que ponen en peligro la vida, se aconseja temporariamente un marcapasos. La hipotensión, como resultado del shock cardiogénico y de la vasodilatación arterial, puede ser tratada con calcio (10-20ml de solución de gluconato cálcico al 10% administrado por vía intravenosa lenta y, repetir si es necesario). Como resultado el calcio sérico puede superar el valor normal alcanzando niveles levemente elevados. Si el aumento en la presión sanguínea es insuficiente con el calcio, pueden administrarse adicionalmente vasoconstrictores simpaticomiméticos como la dopamina o noradrenalina. La dosificación de estas drogas se determina solamente en base al efecto obtenido. Líquidos o volumen adicional deben ser administrados con precaución por el peligro de sobrecarga cardíaca.
Presentación
Envases con 20 comprimidos recubiertos.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *