ALFATENOL - Precauciones

No debe administrarse atenolol a pacientes con insuficiencia cardíaca no tratada, pero puede iniciarse el tratamiento cuando ésta ha sido ya controlada. Si aparece durante el tratamiento con atenolol debe suprimirse temporalmente el fármaco hasta controlar la insuficiencia. Una de sus acciones farmacológicas consiste en la reducción de la frecuenta cardíaca, si ésta cae por debajo de 55 pulsaciones/minuto, debe reducirse la dosificación. Si bien los pacientes con broncospasmo no deberían recibir en general bloqueantes de los receptores beta, dado que el atenolol posee selectividad sobre los receptores beta 1 podría utilizarse en este tipo de enfermos cuando no repondan a otros tratamientos o no toleren otros fármacos con similares indicaciones. En tales casos se aonseja comenzar con dosis bajas (25-50mg) y de ser necesario aumentar las mismas, administrar en forma dividida. Atenolol debería utilizarse con precaución en pacientes diabéticos dado que los betabloqueantes pueden enmascarar la taquicardia que ocurre durante la hipoglucemia. En los pacientes con disfunción tiroidea el bloqueo de los receptores betaadrenérgicos puede enmascarar ciertos signos de hipertiroidismo. Asimismo la interrupción brusca del betabloqueo puede desencadenar una descompensación tiroidea o cardiovascular brusca por lo que la suspensión del tratamiento debe realizarse en forma gradual y bajo estricta vigilancia médica. Embarazo: el atenolol cruza la barrera placentaria y aparece en la sangre del cordón umbilical. Se acumula en la leche materna en una concentración tres veces mayor que la del plasma. Si bien existen antecedentes del uso de atenolol durante el embarazo (bajo vigilancia estricta y después de los 5 meses de gestación) con resultados positivos la utilización de atenolol en mujeres que están embarazadas, que pueden llegar a estarlo o que estén amamantando, debe implicar una evaluación exhaustiva de la relación beneficio/riesgo. Anestesia: habitualmente no es aconsejable suspender el tratamiento con fármacos betabloqueantes previamente a un acto quirúrgico. No obstante debe tenerse especial cuidado al utilizar fármacos tales como ciclopropano, éter y cicloetileno.