ALL-IN-ONE RGP - Modo de uso

Instrucciones: lávese las manos antes de manipular los lentes de contacto. Aplique unas gotas de Solución ALL-IN-ONE RGP de Bausch & Lomb en la superficie del lente y frote suavemente durante 20 segundos. Enjuague cada lente con Solución ALL-IN-ONE RGP de Bausch & Lomb. Este producto elimina la necesidad de enjuagar los lentes con agua de grifo. Coloque cada lente en su respectivo compartimiento en el estuche y asegúrese que quede completamente inmerso en la Solución ALL-IN-ONE RGP de Bausch & Lomb. Deje los lentes en el estuche durante un mínimo de 6 horas antes de volver a utilizarlos. Antes de colocarse los lentes de contacto, usted puede aplicarles algunas gotas de Solución ALL-IN-ONE RGP de Bausch & Lomb. Recomendaciones: para evitar el riesgo de contaminación de la solución evite que el tapón gotero entre en contacto con cualquier superficie. No utilice la misma solución más de una vez. Limpie bien el interior del estuche y déjelo secar al aire. Para desinfectar los lentes correctamente, reemplace todos los días la solución del estuche por solución fresca. Manténgase fuera del alcance de los niños. Siempre utilice la solución antes de la fecha de caducidad impresa en la caja y el frasco. Desechar la solución restante 90 días después de abrir el frasco. Utilice siempre las técnicas de manipulación e higiene adecuadas. Si no manipula correctamente los lentes de contacto o las soluciones para su mantenimiento, éstos pueden contaminarse con bacterias comunes. La solución ALL-IN-ONE RGP de Bausch & Lomb no debe utilizarse con lentes de contacto blandos.