AMARYL - Interacciones

a) Potenciación del efecto hipoglucemiante de glimepirida: insulina u otros antidiabéticos orales, inhibidores de la ECA, esteroides anabólicos u hormonas sexuales masculinas, cloranfenicol, derivados cumarínicos, ciclofosfamida, disopiramida, fenfluramina, feniramidol, fibratos, fluoxetina, guanetidina, ifosfamida, inhibidores de la MAO, miconazol, ácido para-amino salicílico, pentoxifilina (en dosis parenterales altas), fenilbutazona, azapropazona, oxifenbutazona, probenecid, quinolonas, salicilatos, sulfinpirazona, antibióticos sulfonamídicos, tetraciclinas, tritocualina, trofosfamida. b) Debilitamiento del efecto hipoglucemiante de glimepirida: acetazolamida, barbituratos, corticosteroides, diazóxido, diuréticos, epinefrina (adrenalina) y otros agentes simpaticomiméticos, glucagón, laxantes (después de uso prolongado), ácido nicotínico (en dosis altas), estrógenos y progestágenos, fenotiacinas, fenitoína, rifampicina, hormonas tiroideas. c) Potenciación o debilitamiento del efecto hipoglucemiante: antagonistas de los receptores H2, betabloqueantes, clonidina y reserpina. Bajo la influencia de drogas simpaticolíticas tales como betabloqueantes, clonidina, guanetidina y reserpina, podrían estar reducidos o ausentes los signos de contrarregulación adrenérgica a la hipoglucemia. Tanto el consumo agudo como crónico de alcohol podrían potenciar o debilitar el efecto hipoglucemiante de AMARYL® en forma impredecible. El efecto de los derivados cumarínicos podría verse potenciado o debilitado.