CARBOPLATINO - Efectos secundarios

La mielotoxicidad es el factor limitante de la dosis de carboplatino. Con la dosis máxima tolerada, la trombocitopenia es frecuente, con menos de 50.000 plaquetas/mm3 en el 34% de los pacientes. El mínimo de plaquetas es alcanzado en 14 a 21 días, con una normalización en los 35 días que siguen al tratamiento. La leucopenia, con menos de 2.000 leucocitos/mm3 es vista en el 20% de los casos tratados con la dosis máxima tolerada. El mínimo es alcanzado en la 3ª o 4ª semana, con normalización de los valores en los 42 días siguientes al tratamiento. Una reducción de la hemoglobina es frecuente. La mielotoxicidad es reversible y no acumulativa en monoterapia con carboplatino en la posología recomendada. Puede ser particularmente pronunciada en caso de insuficiencia renal, en los pacientes que hayan recibido un tratamiento mielosupresor intensivo, y también en personas de más de 65 años o cuyo estado general esté comprometido. Se han observado complicaciones infecciosas en el 4% y complicaciones hemorrágicas en el 6% de los casos tratados. La toxicidad renal no constituye un factor limitante de la dosis. No obstante, un aumento de la creatinina sérica o de la azotemia es observado en el 15% de los casos. Los pacientes ya afectados de insuficiencia renal pueden experimentar este efecto con más frecuencia. Se recomienda pues interrumpir el tratamiento o reducir la dosis en caso de alteración grave de los valores renales. Una disminución de los niveles séricos de magnesio, potasio, con menos frecuencia los de calcio, ha sido observada en algunos casos; esta disminución no produce signos o síntomas clínicos. Toxicidad gastrointestinal: un cuarto de los enfermos tratados han experimentado náuseas; en el 50% de los casos se han visto vómitos. Aproximadamente un tercio de los casos de vómitos fueron descriptos como severos. En general, las náuseas y vómitos no se producen más allá del primer día. Los antieméticos usuales permiten a menudo prevenir o controlar náuseas y vómitos debidos al carboplatino. Reacciones alérgicas: es posible observar reacciones hiperérgicas, análogas a las vistas con otros compuestos de platino. Su frecuencia no sobrepasa el 2%. Se manifiestan en forma de eritemas, de fiebres sin causa aparente, prurito. Ototoxicidad: en el 1% de los casos se han señalado acufenos. El 15% de los pacientes tratados presentaban en el audiograma defectos de audición entre 4.000 y 8.000 hertz. Se ha de señalar que los enfermos que hayan recibido con anterioridad cisplatino, tienen un riesgo particular. Neurotoxicidad: la incidencia de las neuropatías periféricas es de aproximadamente el 6%. Estas se manifiestan en forma de parestesias y de disminución de los reflejos osteotendinosos. El riesgo de neurotoxicidad existe sobre todo en pacientes que ya han sido tratados con cisplatinos. En éstos es posible una agravación de la toxicidad debida al cisplatino. Efectos raros: se han señalado episodios febriles en ausencia de pruebas de infección o de hiperergia, así como casos de disgeusia y de alopecia. La incidencia de estas observaciones es inferior al 2%.