CARBOPLATINO - Precauciones

El carboplatino es fuertemente hematotóxico y debe ser utilizado con gran prudencia. Una reducción del 20 al 25% de la dosis se recomienda para los enfermos que han recibido tratamiento mielosupresor y aquellos cuyo estado general es juzgado malo. Si bien la edad por sí misma no constituye un factor de riesgo, se recomienda prudencia con los enfermos de 65 años o más. En todos los casos la posología de los tratamientos siguientes deberá ser reajustada en forma individual, en base al control semanal de leucocitos y de las plaquetas sanguíneas durante el ciclo precedente. Se recomienda igualmente vigilar con frecuencia la función renal y el estado neurológico. Se recomienda evitar tratar a enfermos cuyo clearance de creatinina sea inferior a 60ml/min/1,73m2. El carboplatino es embriotóxico y mutagénico, se recomienda por ello no administrarlo durante el embarazo y se aconsejan medidas contraceptivas a las pacientes en edad fértil. Se recomendará igualmente la interrupción de la lactancia natural. Valores de laboratorio: los valores séricos de la enzimas hepáticas, mayormente de la fosfatasa alcalina, pero también las transaminasas presentan un aumento moderado en un tercio de los pacientes aproximadamente, estos niveles se normalizan a menudo en el transcurso del tratamiento.