CARDICAP - Dosificación

Insuficiencia cardíaca congestiva: inicial: vía oral. 3,125mg dos veces por día por dos semanas, administradas con alimentos. Si se tolera la dosis puede ser aumentada a 6,25mg dos veces por día. La dosis puede ser duplicada cada dos semanas. Al modificarse la dosis (incremento), el paciente debe ser observado por 2-3 horas para detectar mareos o trastornos visuales tipo fosfenos. En aquellos pacientes que reciben otros medicamentos en forma conjunta (digitálicos, diuréticos, inhibidores ECA), las dosis de éstos debe ser estables antes de iniciar el tratamiento con carvedilol. Antes del aumento de dosis del carvedilol, la tolerancia a esta droga debe ser determinada por evaluación de los síntomas del paciente que indiquen agravamiento de la insuficiencia cardíaca, vasodilatación, hipotensión o bradicardia. Síntomas de vasodilatación puede ser mejorados reduciendo dosis de diuréticos o inhibidores ECA; si no hay respuesta favorable, se reduce dosis de carvedilol. Hipertensión arterial: inicial: vía oral. 6,25mg dos veces por día, administradas con alimentos. La dosis se debe mantener por 7 a 14 días y luego incrementar a 12,5mg dos veces por día, si es tolerado, y si la presión arterial no es aún controlada adecuadamente. Si después de los incrementos de dosis a los 7 o 14 días la presión arterial todavía continúa sin control adecuado, se puede volver a incrementar la dosis a 25mg dos veces por día. Mantenimiento: 6,25 a 25mg dos veces por día. El efecto antihipertensivo pleno se obtiene a los 7 a 14 días de tratamiento. Cardiopatía isquémica (Angina de pecho): se administra una dosis inicial de 12.5mg vía oral 2 veces por día, pudiéndose aumentar a las 48 horas a 25mg 2 veces por día. Método de administración: deberán tragarse los comprimidos con suficiente cantidad de líquido. Se recomienda tomar el carvedilol junto con los alimentos para retardar su período de absorción y reducir aún más la incidencia de efectos ortostáticos. La duración del tratamiento con carvedilol es generalmente prolongada. No debe suspenderse el tratamiento en forma abrupta sino disminuir la dosis en forma gradual en días subsecuentes, por ejemplo, reduciendo la dosis a la mitad cada 3 días. Esta disminución progresiva es especialmente importante en pacientes con enfermedad arterial coronaria concomitante.