CARDICAP - Propiedades

El carvedilol es la mezcla racémica de 2 esteroisómeros, ambos con capacidad de bloqueo de los receptores b-adrenérgicos. El bloqueo b-adrenérgico no selectivo, se asocia al enantiómero levorrotatorio. Su doble mecanismo de acción contenido en una sola molécula, le permite una reducción de la presión arterial a través de acciones farmacológicas complementarias. Por su acción b-bloqueadora no selectiva suprime al sistema renina-angiotensina-aldosterona. Al reducir la actividad de la renina plasmática previene la retención de líquidos. No tiene acción simpaticomimética intrínseca. Reduce la resistencia vascular periférica por su acción vasodilatadora mediada principalmente por bloqueo de los receptores b-adrenérgicos. A dosis mayores a las utilizadas regularmente, se ha demostrado en estudios preclínicos, bloqueo de los canales de calcio. El carvedilol modula neurohormonalmente, debido a su acción múltiple, actuando a través de su efecto antioxidante, antiateroscleroso y antirremodelador. La experiencia del uso en humanos del carvedilol ha mostrado que el equilibrio entre sus acciones b-bloqueadora y vasodilatadora, traen como consecuencia los siguientes beneficios: mantenimiento de la función miocárdica al no afectar la fracción de expulsión ventricular izquierda, regulación de la frecuencia cardíaca, flujo y función renal inalterados, disminución de las resistencias periféricas. Recientemente, se están estudiando sus efectos en el endotelio vascular y en las membranas del tejido cardíaco y cerebral mediados, al parecer, por una potente acción antioxidante. También se han descrito efectos benéficos sobre los vasos sanguíneos, debido a la inhibición de la proliferación y migración de las células del músculo liso vascular y la prevención de la formación de la neoíntima que ocurre con el daño vascular.