CARDICAP - Sobredosificación

En caso de sobredosificación accidental o intencional puede existir hipotensión severa, bradicardia, insuficiencia cardíaca, choque cardiogénico y paro cardiorrespiratorio. También pueden ocurrir trastornos respiratorios, broncospasmo, vómito, trastornos del estado de vigilia y convulsiones generalizadas. Además de las medidas generales de emergencia deberá tenerse especial cuidado en el monitoreo de los signos vitales inclusive en unidades de terapia intensiva si fuera necesario. Se puede requerir de alguno o algunos de los siguientes tratamientos de apoyo: Atropina: 0.5 a 2mg IV (para bradicardia acentuada). Glucagón: iniciando con 1 a 10mg IV seguida de infusión continua a dosis de 2 a 5mg/h (como apoyo a la función cardiovascular). Se pueden utilizar simpaticomiméticos de acuerdo al peso corporal y efecto logrado; dobutamina, isoprenalina, orciprenalina o adrenalina. Si hay predominio de colapso vascular debe utilizarse la epinefrina o norepinefrina, monitoreando constantemente las condiciones circulatorias. En casos excepcionales de falta de respuesta a los medicamentos para el manejo de la bradicardia deberá instalarse un marcapasos. Se pueden utilizar broncodilatadores para el broncospasmo y diazepam o clonazepam en caso de crisis convulsivas. La duración del tratamiento con los antídotos apropiados deberá tomar en cuenta la vida media prolongada del CARDICAP 6,25mg y su redistribución de otros compartimientos por lo que deberá continuarse por un tiempo suficiente, dependiendo de la severidad de la sobredosis hasta que el paciente se estabilice. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Centro Nacional de Toxicología del Centro de Emergencias Médicas Dr. Luis Maria Argaña - Av. Gral. Santos y Teodoro S. Mongelos - Asunción.