CARIODENT IBL - Farmacocinética

La amoxicilina es estable en el ácido gástrico y entre 75 y 90% de la dosis oral es absorbida en el tracto gastrointestinal. Con una dosis de 500mg, se obtiene un nivel sérico de 6 a 8mg/ml después de una a dos horas. La presencia de alimentos en el tracto gastrointestinal no disminuye la absorción, por lo que se prefiere el uso de esta aminopenicilina para administración oral, frente a otras aminopenicilinas, incluyendo la ampicilina. Unión a proteínas plasmáticas de la amoxicilina circulante de aproximadamente 20%. Se distribuye primero en el líquido extracelular. Se encuentran altas concentraciones en bilis y en orina. No llega a tejido cerebral ni al líquido cefalorraquídeo, a menos que se encuentren inflamadas las meninges. La amoxicilina se metaboliza hasta un grado limitado a ácido peniciloico, el cual es excretado por orina. Alrededor del 60% se elimina por filtración glomerular y secreción tubular. El probenecid retrasa la excreción renal. Mientras que la vida media de la amoxicilina es similar a la de la ampicilina (el agente prototipo del grupo), las concentraciones efectivas de la amoxicilina administrada en forma oral, son detectables en el plasma durante un tiempo mayor que para la ampicilina debido a una absorción más completa. Las concentraciones de amoxicilina en plasma son dos a dos y media veces mayores que la ampicilina después de la administración oral de la misma dosis. Las penicilinas y sulbactam pasan a la leche materna en bajas concentraciones. Mecanismo de acción: la amoxicilina posee un efecto bactericida por inhibición de síntesis de pared bacteriana: su acción depende de la capacidad del b-lactámico de alcanzar y adherirse a las Proteínas Fijadoras de Penicilinas (PFP) localizadas en la membrana interna de la pared bacteriana: las PFPs incluyen transpeptidasas; carboxipeptidasas y endopeptidasas. Estas enzimas son responsables del ensamble de componentes de la pared celular (peptidoglucano) durante el crecimiento y división de los microorganismos. Al unirse a las PFPs las inactivan produciendo el debilitamiento de la pared bacteriana y su posterior lisis. El sulbactam se fija en forma irreversible a la enzima b-lactamasa evitando la hidrólisis del anillo b-lactámico de la penicilina (amoxicilina). El inhibidor (sulbactam) forma inicialmente un complejo no covalente, y totalmente reversible con el agente b-lactámico. Posteriormente el inhibidor de b-lactamasas (sulbactam) actúa reconociendo un residuo de serina a nivel del sitio activo de la enzima b-lactamasa. Luego la estructura del inhibidor se abre y forma un complejo covalente con el residuo serina de la enzima. Este evita que la b-lactamasa produzca hidrólisis del anillo b-lactámico de la penicilina. Posee significativa actividad antibacteriana sólo en contra de Neisseriaceae, Acinetobacter calcoaceticus, Bacteroides spp, Branhamella catarrhalis y Pseudomonas cepacia. El sulbactam pivoxil posee potencial para prevenir la destrucción de penicilinas y cefalosporinas por microorganismos resistentes y presenta efectos sinérgicos cuando se emplea asociado a penicilinas y cefalosporinas. El sulbactam también se une con algunas proteínas de unión de las penicilinas (PFP), algunas cepas sensibles son más susceptibles a esta combinación que a los antibióticos b-lactámicos solos.