DIUREX A - Precauciones

Embarazo: en embarazadas sanas con edema leve o sin él el uso rutinario de un diurético no es una indicación válida y expone al feto a un riesgo innecesario. Los diuréticos no previenen el desarrollo de la toxemia del embarazo y no existen evidencias de que sean útiles en su tratamiento. Como consecuencia de que las tiazidas atraviesan la barrera placentaria y aparecen en la sangre del cordón umbilical, en caso de embarazo comprobado o presunto el uso de DIUREX A sólo se llevará a cabo cuando una exhaustiva evaluación determine que el potencial beneficio para la madre justifica el riesgo potencial para el feto (ictericia fetal o neonatal, trombocitopenia, etc.). Lactancia: las tiazidas aparecen en la leche materna. Si una madre en período de lactancia debe recibir el medicamento porque se lo considera indispensable, debe dejar de amamantar. Uso pediátrico: no se ha determinado la seguridad del uso del clorhidrato de amilorida en niños. Por lo tanto, no se recomienda la administración de DIUREX A a pacientes pediátricos. Interacciones medicamentosas: si se usan concomitantemente con un diurético tiazídico, los siguientes fármacos pueden interactuar con éste. Alcohol, barbitúricos, narcóticos: pueden potenciar la hipotensión ortostática. Antidiabéticos orales, insulina: puede ser necesario ajustar la dosificación del antidiabético. Otros antihipertensivos: potenciamiento de acción. Corticosteroides, ACTH: puede aumentar el déficit de electrólitos, en especial la hipopotasemia. Aminas presoras: puede disminuir la respuesta de éstas, pero no lo suficiente para impedir su uso. Relajantes musculares no despolarizantes: puede aumentar la sensibilidad a éstos. Litio: aumenta el riesgo de toxicidad del litio. AINE: los AINE pueden disminuir los efectos diurético, natriurético y antihipertensivo de los diuréticos.