ESPORIL - Reacciones adversas

Fluconazol generalmente es bien tolerado. Los efectos secundarios más comúnmente asociados con fluconazol en estudios clínicos son: sistema nervioso central y periférico: cefalea. Dermatológico: rash. Gastrointestinal: dolor abdominal, diarrea, flatulencia y náuseas. En algunos pacientes, particularmente aquellos con enfermedades subyacentes graves como sida y cáncer, se han observado cambios en las pruebas funcionales renales y hematológicas, así como anormalidades hepáticas (ver Precauciones), durante el tratamiento con fluconazol y agentes comparativos, aun cuando la importancia clínica y la relación con el tratamiento son inciertas. Hígado/vías biliares: elevación de la fosfatasa alcalina, bilirrubina, TGO, TGP. Efectos teratogénicos: uso durante el embarazo: deberá evitarse el uso de fluconazol durante el embarazo, excepto en pacientes con infecciones micóticas severas o potencialmente mortales, en quienes el beneficio obtenido con el uso de fluconazol sobrepase el posible riesgo al feto. Uso durante la lactancia: se ha encontrado el fluconazol en la leche materna humana en concentraciones similares a las del plasma, por lo que no se recomienda su uso en la madre que esté lactando.