Prospecto ETOPOSIDE

Descripción
Fuente: etopóside es un derivado semisintético de podofilina de la planta de mandrágora, con actividad citostática. Nombre químico: 4-dimetilepipodofilotoxina 9-(4,6,-0-(R)-etilideno-beta-D-glucopiranósido. Solubilidad: muy soluble en metanol y en cloroformo; ligeramente soluble en etanol; escasamente soluble en agua y en éter; se hace más miscible con agua mediante solventes orgánicos. Lipofílico.
Composición
Cada frasco ampolla de 5ml contiene: etopóside 100mg, alcohol etílico cs.
Farmacología
Mecanismo de acción: el exacto mecanismo de acción del efecto antineoplásico del etopóside es desconocido. Parece actuar en el estado premitótico de la división celular para inhibir la síntesis de DNA; depende del ciclo celular y es específico de fase, con máximo efecto sobre las fases S y G2 de división celular. Distribución: baja y variable dentro del líquido cerebroespinal. Combinación proteica: muy alta. Metabolismo: probablemente hepático. Vida media: terminal (bifásica) -7 horas (variación 3 a 12 horas). Excreción: renal: 44 a 60% (67% de ella, inalterado); fecal: hasta un 16% (como droga y metabolitos inalterados).
Indicaciones
Carcinoma testicular, carcinoma de pulmón, linfomas y leucemias agudas, coriocarcinoma gestacional.
Dosificación
Modo de empleo y forma de administración: se utiliza sólo por vía intravenosa, como única medicación antineoplásica, o bien integrando protocolos de tratamientos con otros agentes. En todos los casos de administración de este medicamento debe hacerse individualmente sin combinarlos con otros agentes. Etopóside inyectable: la dosis usual en adultos en carcinoma de testículo en combinación con otros agentes citostáticos, varía de 50 a 100mg/m2/día en los días 1 a 5 y también de 100mg/m2/día los días 1, 3 y 5. En el carcinoma pulmonar de células pequeñas, la infusión de etopóside empleado en combinación con otros citostáticos varía de 35mg/m2/día durante 4 días a 50mg/m2/día durante 5 días. Las sesiones de quimioterapia se repiten cada 3 o 4 semanas luego de adecuada recuperación medular. Precauciones durante la administración: la dosis debe ser modificada teniendo en cuenta los efectos mielosupresores de otras drogas empleadas en combinación de la propia radioterapia, pues puede ser muy comprometida la reserva de la médula ósea. La solución de etopóside es potencialmente tóxica y debe ser manipulada con extremo cuidado para evitar reacciones en la piel y en las manos del personal. El uso de guantes debe recomendarse y en caso de que la solución de etopóside entre en contacto con la piel o mucosas, debe lavarse inmediatamente con agua corriente y jabón. Preparación de la solución intravenosa: la inyección de etopóside se diluye para su administración por infusión intravenosa, en solución de dextrosa al 5% para inyección, o bien en cloruro de sodio al 0,9% para inyección para producir una solución que contenga 200 a 400mg (0,2 a 0,4mg) de etopóside por ml. La hipotensión que sigue a la administración intravenosa rápida debe ser evitada y la infusión perfundirse en no menos de 30 a 60 minutos. No debe refrigerarse.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad al principio activo. Embarazo y lactancia. Insuficiencia hepática grave. No debe administrarse etopóside inyectable en forma intracavitaria o lesional.
Reacciones adversas
Los siguientes efectos adversos y reacciones secundarias han sido seleccionados sobre la base de su potencial significación clínica y se discriminan de la siguiente forma: las que aconsejan atención médica: incidencia relativamente frecuente: fiebre, escalofríos, úlcera de garganta, leucopenia. El nadir del recuento de granulocitos ocurre en el día 7 a 14 después de la administración, la recuperación es generalmente en el día vigésimo; mielosupresión acumulativa no ha sido descripta. Hemorragias inusuales o petequias, trombocitopenia. El nadir del recuento de plaquetas ocurre 9 a 16 días después de la administración y la recuperación es generalmente completa al vigésimo día; mielosupresión acumulativa no fue informada. Incidencia mucho menos frecuente: estomatitis, úlcera en la boca y en los labios. Incidencia rara: dificultad para caminar, entumecimiento de los dedos de las manos y de los pies, debilidad, efectos neurotóxicos, fiebre, escalofríos, taquicardia, disnea, sibilancias, dolor en el sitio de la inyección, flebitis, químicas. Las que indican atención médica, sólo si continúan o se agravan: incidencia más frecuente: pérdida de apetito, náuseas, vómitos. Incidencia menos frecuente: diarrea, cansancio, neurotoxicidad. Las que no necesitan atención médica: alopecia, hipotensión hasta los 30 minutos de la inyección intravenosa.
Precauciones
Carcinogenicidad, mutagenicidad: neoplasias secundarias pueden ser el resultado del efecto retrasado de muchos agentes antineoplásicos, aunque no está claro si este efecto es debido a la actividad mutagénica del citostático o a su efecto inmunosupresivo. No se conoce exactamente el efecto de las altas dosis y la duración de la terapéutica, aunque el riesgo se incrementa con el uso prolongado. Si bien la información disponible es limitada, los datos actuales indican que el riesgo carcinogénico es mayor con los agentes alquilantes. El etopóside ha demostrado ser mutagénico en células embrionarias murinas. Efecto sobre la reproducción y el embarazo: los pacientes bajo terapéutica antineoplásica pueden experimentar alteraciones de la fertilidad y de las funciones gonadales, lo que resulta en amenorrea o azoospermia. Estos efectos se ven generalmente con los agentes alquilantes y en general están relacionados con la dosis y la duración de la terapéutica, pudiendo llegar a ser irreversibles. Predecir el grado de disfunción ovárica o testicular puede ser complicado porque el etopóside se usa generalmente en combinación con otros agentes antineoplásicos, lo que dificulta evaluar el efecto individual de cada droga. Embarazo: estudios adecuados y perfectamente controlados en seres humanos no han sido realizados, pero el etopóside demostró ser teratogénico y embriogénico en ratones y ratas en dosis de 1 a 3% de las dosis clínicas recomendadas basadas en superficie corporal. La toxicidad materna relacionada con la dosis, la embriotoxicidad (mortalidad prenatal, reabsorciones fetales, fetos de bajo peso) y la teratogenicidad, anormalidades del esqueleto, anencefalia, encefalocele, anoftalmia, han sido informadas luego de la administración intravenosa de etopóside, a dosis de 0,4, 1,2 y 3,6mg/kg de peso corporal en los días 6-15 de gestación de las ratas. Una dosis de 0,13mg/kg de peso corporal produce un retardo en la osificación. La embriotoxicidad relacionada con la dosis, como muerte intrauterina, crecimiento del peso fetal, así como la teratogenicidad (anormalidades craneales, alteraciones mayores del esqueleto), han sido descriptas con la administración intraperitoneal de etopóside en dosis de 1, 1,5 y 2mg/kg de peso corporal, los días 6, 7 y 8 de la gestación, en ratones, cepa albino-suiza. La ecuación riesgo-beneficio debe ser cuidadosamente considerada cuando esta medicación es requerida en situaciones que amenazan la vida o en enfermedades graves para las cuales otros medicamentos no pueden ser usados, o han demostrado ser inefectivos (categoría D de embarazo, conforme a FDA). Se recomienda que el uso de agentes antineoplásicos como etopóside, especialmente en terapia combinada de quimioterapia, sea evitado en el primer trimestre del embarazo. Aunque la información es limitada a causa de los pocos casos de administración de etopóside en el embarazo, debe evaluarse cuidadosamente la ecuación riesgo-beneficio a causa de lo ya comentado sobre mutagenicidad, teratogenicidad, y riesgo carcinogénico potencial. Otros efectos perjudiciales para el feto incluyen las reacciones adversas que se observan en adultos. Lactancia: etopóside se excreta por la leche materna. A causa de los riesgos para el lactante, especialmente en cuanto a efectos adversos, mutagenicidad y carcinogenicidad, la lactancia no debe efectuarse durante la administración de etopóside. Trastornos dentales: el efecto mielodepresor del etopóside puede resultar en una incidencia elevada de infecciones microbianas, retraso en la curación y gingivorragia. Los tratamientos dentales en la curación y gingivorragia. Los tratamientos dentales deben ser completados antes de iniciar la terapia con etopóside, o postergados hasta que los recuentos sanguíneos hayan vuelto a la normalidad. Los pacientes deben ser aconsejados sobre una cuidadosa higiene dental durante el tratamiento con etopóside, incluyendo precaución en el uso de cepillo, seda dental o escarbadientes. El tratamiento con etopóside puede producir estomatitis muy desagradables para el paciente.
Conservación
No debe refrigerarse.
Presentación
Env. con 1 fco. amp.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *