EUTEBROL - Farmacocinética

Absorción: después de la administración oral se registraron niveles sanguíneos máximos a las 4 ± 2 horas. Distribución y metabolismo: en su distribución tanto en órganos como en tejidos, la memantina presenta una afinidad diversa, sin que se acumulen cantidades residuales dignas de mención; es probable que en humanos la memantina pase a la leche materna. La memantina prácticamente no se fija a la albúmina humana (menos del 10%) ni tampoco a las proteínas del plasma fresco. El metabolismo de la memantina fue investigado en humanos, encontrándose que cantidades mínimas se hidroxilan siendo excretada la memantina en forma inalterada por el riñón preponderantemente, y en mínimas cantidades por las heces. Excreción: en humanos la excreción es bifásica después de una dosis única oral de 20mg. Se determinó para la primera fase una vida media de entre 4 y 9 horas y para la segunda de entre 40 y 65 horas. La evolución de la excreción y los niveles sanguíneos observados en más de 50 pacientes durante un período de 6 meses muestra que, en la función renal normal, no es de esperar acumulación tisular. Después de suspender la medicación, la excreción se mantiene cuantitativamente en forma prácticamente inalterada. Mecanismo de acción: efectos sobre la acción dopaminérgica: estudios in vitro acerca del nivel de la dopamina y sus metabolitos en todo el cerebro en sus diferentes regiones han demostrado que después de la administración de la memantina se incrementa el recambio de dopamina. Los estudios realizados en cortes cerebrales, sinaptosomas o células han indicado que solamente altas concentraciones de memantina aumentan la liberación de dopamina basal estimulada eléctricamente; si bien la memantina es dopamimética desde el punto de vista funcional, no actúa por influencia directa sobre la transmisión dopaminérgica. Efectos sobre la transmisión glutaminérgica: los estudios realizados acerca de la LTP (Long Term Potentiation) indican una influencia de la memantina sobre la transmisión glutamatérgica. Las investigaciones realizadas hasta el momento confirman efectos directos e indirectos de la memantina en concentraciones que son significativas in vivo, observándose los siguientes resultados: unión de la memantina al receptor PCP en concentraciones macromolares bajas: la memantina compite por los sitios de unión para el MK-801 (antagonista competitivo del NMDA) en el tejido cerebral post mortem; reduce la formación de cGMP inducida por el NMDA, así como la influencia de cationes inducida por el NMDA en ausencia de Mg, e incrementa la respuesta eléctrica postsináptica luego de una única estimulación eléctrica en cortes del hipocampo. La respuesta puede ser bloqueada con antagonistas del AMPA; también potencia la influencia de la D-serina sobre la potenciación de largo plazo. La memantina no se une a sitios de unión de glutamato o aspartato, y tampoco bloquea el canal del receptor NMDA en presencia de magnesio. Los resultados obtenidos indican que la influencia de la memantina sobre la transmisión glutamatérgica depende del estado funcional de las neuronas pre y postsinápticas de la sinapsis glutamatérgica y de la concentración de la memantina en el intersticio sináptico. Con la liberación masiva de glutamato se abren canales asociados de NMDA, y la memantina puede bloquear estos canales mediante interacciones con las proteínas del canal; de este modo la memantina protege a la neurona de la acción excitotóxica del glutamato. La memantina es un bloqueador no competitivo del receptor de NMDA. Este grupo de antagonistas muestra una dependencia de uso (use dependency), es decir, que el bloqueo del canal será más eficiente en la medida que la despolarización de la neurona postsináptica sea mayor (y con ello, se debilite el bloqueo de Mg2+). Cuando la liberación de glutamato es fisiológica o subóptima, su disponibilidad en el receptor AMPA es incrementada por la memantina. Los datos de unión relativos al glutamato y al aspartato no indican una interacción directa con el receptor AMPA. Es más probable que la memantina actúe en forma indirecta, por ejemplo, sobre la reabsorción de glutamato dependiente de sodio en la neurona presináptica y/o sobre la reducción de la inhibición GABA-érgica de la neurona postsináptica. Ambos efectos son concebibles, dado que la memantina puede bloquear los canales de sodio activados por el voltaje, así como los neurotransmisores y los canales de CI, controlados por GABA. Estudios acerca de la LTP (Long Term Potentiation) indican que la memantina incrementa tanto la inducción como el mantenimiento de la LTP. En la inducción interviene una cooperación entre receptores AMPA y NMDA, mientras que en el mantenimiento intervienen exclusivamente los receptores AMPA. El efecto de la memantina sobre LTP se debe a diferentes afinidades de la memantina. A concentraciones bajas, la memantina actúa preferentemente sobre la transmisión mediada por el AMPA. Esto promueve la despolarización de la neurona postsináptica y, en consecuencia, activa la transmisión dependiente del NMDA. Además, se identifica la unión de moduladores alostéricos del complejo receptor NMDA como, por ejemplo, la glicina o la D-serina, que a su vez facilita la transmisión mediada por el NMDA. Solamente en presencia de una liberación masiva de glutamato y a concentraciones de memantina mayores, pero aun así alcanzables en el hombre in vivo, la sustancia actúa preferentemente sobre el canal asociado de NMDA, el cual se bloquea.