FOSFATIDILCOLINA DUTRIEC - Propiedades

Acción terapéutica: la fosfatidilcolina puede reducir 6cm de las medidas durante el tratamiento. Desarrollado inicialmente para tratar problemas de embolia grasosa, y reducir los niveles de colesterol, pero según pruebas científicas disuelve las grasas localizadas en nalgas, abdomen, en los brazos, regiones del cuerpo de la mujer que están predipuestas hormonal y genéticamente a acumular más grasas, y también las bolsas palpebrales inferiores, regiones submentonianas. La fosfatidilcolina es una lipoproteína que se encuentra en abundancia en las membranas celulares, su composición y concentración parecen influir directamente en la integridad y funcionamiento de estas membranas, principalmente en el transporte a través de ellas. El uso de este fosfolípido aumenta la solubilidad del colesterol, trayendo beneficios como alterar la composición de depósitos de grasa e inhibir la agregación plaquetaria, lo que disminuiría los riesgos de las dolencias cardiovasculares. La terapia clásica de la fosfatidilcolina es el uso en dolencias cardiovasculares. Disturbios mentales, dolencias hepáticas inducidas por medicamentos, alcohol, polución, virosis u otras toxinas. Efectos sobre el hígado: la exposición de las membranas celulares a sustancias tóxicas puede causar daños a las células hepáticas, llevando a desequilibrios de la homeostasia y posteriormente la muerte de estas células; el alcohol, por ejemplo, puede destruir la membrana mitocondrial, perjudicando el metabolismo de las grasas. En los casos de daños al hígado la fosfatidilcolina puede ser utilizada en: ingestión abusiva de alcohol (en uso oral o intravenoso). En la recuperación hepática después de daños causados por virus, como la hepatitis. En pacientes que manifiesten problemas relacionados al tratamiento de la tuberculosis, ya que la fosfatidilcolina ayuda al tratamiento (por vía oral o intravenoso). Efectos sobre el cerebro: la fosfatidilcolina es un donador de colina que por su parte es esencial en la formación de la acetilcolina, un importante neurotransmisor. Neurotransmisor que interviene en las funciones cerebrales incluyendo el de la memoria, en este aspecto se pueden destacar los estudios de dos orientales, Furashiro (1997) y Chung (1995), en los que se comprobó que el uso de la fosfatidilcolina mejora la memoria en animales. Efectos sobre los lípidos: la colina es también necesaria para el metabolismo de las grasas, siendo que la ingestión de fosfatidilcolina demostró su eficiencia en el tratamiento de las dolencias cardiovasculares, por inducir a la reducción de los niveles de colesterol, removiéndolos a los tejidos y evitando la agregación plaquetaria. Aunque existan controversias sobre estos resultados como los estudios de Knuiman, que afirma que los beneficios encontrados en estos estudios son artificios causados por la designación experimental de la forma analítica dada, siendo modificadas por otras formas de dieta o debido al ácido linoleico. Otro estudio desanimador fue el de Simonsson (1982), que declaró que las dietas ricas en fosfatidilcolina no alteraron positivamente los niveles plasmáticos de las lipoproteínas. En cuanto a la acumulación de grasas, existe un estudio hecho en animales por Takahashi (1982) donde se relaciona la deficiencia de fosfatidilcolina con disturbios en la liberación de los lípidos por las células. En este estudio los ratones recibieron dietas ricas o pobres en colina durante dos semanas, cuando las cantidades de colinas eran bajas había disturbios en la liberación de grasas de las células del intestino para el sistema linfático. La suplementación oral de fosfatidilcolina rápidamente corrige esta disfunción, confirmando a la colina como un factor extremadamente importante en la absorción de grasas a través de la membrana celular.