GENTAMINA - Dosificación

Las dosis recomendadas para la administración intramuscular e intravenosa son idénticas. GENTAMINA Inyectable (uso pediátrico) también puede administrarse por vía subconjuntival o por inyección subcapsular (cápsula de Tenon). Antes del tratamiento se debe determinar el peso del paciente para calcular la dosis correcta. La dosis de aminoglucósidos en pacientes obesos debería basarse en un estimado de la masa corporal magra del mismo. GENTAMINA Inyectable (uso pediátrico) no deberá premezclarse físicamente con otros medicamentos, sino que debe administrarse por separado de acuerdo con la vía de administración y el esquema de dosificación recomendados. Es aconsejable determinar las concentraciones séricas máximas y mínimas de gentamicina para asegurar concentraciones adecuadas pero no excesivas. Es esperable hallar una concentración máxima de 4 a 6mg/ml, medida 30 minutos a una hora después de la administración. Deberán evitarse niveles séricos mínimos por encima de 2mg/ml, medidos inmediatamente antes de la siguiente dosis. La determinación de la concentración sérica adecuada para un paciente dado debe tener en cuenta la sensibilidad del germen causal, la gravedad de la infección y el estado de los mecanismos inmunológicos del enfermo. La duración usual del tratamiento es de siete a diez días. En infecciones complicadas puede hacerse necesario un curso más largo de tratamiento. En dichos casos se recomienda la observación estrecha de la función renal, auditiva y vestibular, ya que es más probable que ocurra toxicidad cuando el tratamiento se extiende por más de diez días. La dosificación deberá reducirse si está clínicamente indicado. Administración intramuscular: pacientes con función renal normal: prematuros o recién nacidos a término, de una semana o menos de edad: 5 a 6mg/kg/día (2,5 a 3mg/kg administrados cada 12 horas). Recién nacidos de más de una semana y lactantes: 7,5mg/kg/día (2,5mg/kg administrados cada 8 horas). Niños: 6 a 7,5mg/kg/día (2 a 2,5mg/kg administrados cada 8 horas). Pacientes con insuficiencia renal: la posología debe modificarse en enfermos con insuficiencia renal. Siempre que sea posible, deben vigilarse las concentraciones séricas de gentamicina. Los esquemas posológicos descriptos anteriormente no deben considerarse como recomendaciones rígidas, sino solamente como guías para la dosificación cuando no es posible determinar los niveles séricos de gentamicina. Un método para ajustar la dosificación consiste en aumentar el intervalo de administración de las dosis usuales. Como la creatinina sérica tiene una alta correlación con la vida media en suero de la gentamicina, esta prueba de laboratorio puede proporcionar una guía para ajustar el intervalo entre las dosis. En adultos, el intervalo entre dosis (en horas) puede estimarse aproximadamente multiplicando la creatinina sérica (mg/100ml) por 8. Estos lineamientos pueden tenerse en cuenta cuando se traten lactantes y niños con insuficiencia renal grave. En enfermos con infecciones sistémicas graves e insuficiencia renal puede ser aconsejable administrar el antibiótico más frecuentemente, pero en menor dosis. En dichos pacientes deben medirse las concentraciones séricas de gentamicina. Después de la dosis inicial usual, un cálculo aproximado para determinar la dosis reducida que debe administrarse a intervalos de ocho horas, es dividir la dosis normalmente recomendada por el nivel de creatinina en suero (tabla I).

Debe notarse que el estado de la función renal puede cambiar durante el curso del proceso infeccioso. En pacientes con insuficiencia renal sometidos a hemodiálisis, la cantidad de gentamicina removida de la sangre puede variar dependiendo de varios factores, incluyendo el método de diálisis empleado. Una sesión de diálisis de seis horas puede reducir las concentraciones séricas de gentamicina aproximadamente en un 50%. Una sesión de diálisis más corta eliminaría menor cantidad de antibiótico. La dosis pediátrica recomendada al final de cada período de diálisis es de 2 a 2,5mg/kg. La eliminación de antibióticos aminoglucósidos también puede realizarse a través de diálisis peritoneal, pero en un porcentaje considerablemente menor que por hemodiálisis. Administración intravenosa: la administración intravenosa de gentamicina puede ser particularmente útil en el tratamiento de enfermos con septicemia o de aquellos en estado de shock. Esta puede ser también la vía de administración preferida para algunos enfermos con insuficiencia cardíaca congestiva, trastornos hematológicos, quemaduras graves o aquellos con masa muscular reducida. Para la administración intravenosa, una dosis única de GENTAMINA Inyectable (uso pediátrico) puede diluirse en solución salina normal estéril o en una solución estéril de dextrosa en agua al 5%. La solución puede administrarse por infusión durante un período de media hora a dos horas. En ciertas circunstancias una dosis única de GENTAMINA Inyectable (uso pediátrico) sin diluir también puede administrarse directamente en una vena o en la tubuladura de infusión, lentamente, en un período de 2 a 3 minutos. Administración subconjuntival y administración subcapsular (cápsula de Tenon): la administración de GENTAMINA Inyectable (uso pediátrico) por vía subconjuntival ha resultado efectiva y segura en el tratamiento de infecciones bacterianas oculares profundas y graves producidas por microorganismos sensibles. También se ha empleado eficazmente en asociación con la penicilina, antes y después de la cirugía ocular, siempre que se halle presente o se sospeche una infección bacteriana. Las inyecciones subconjuntivales y subcapsulares (cápsula de Tenon) deben ser efectuadas únicamente por quienes posean experiencia en este tipo de aplicación. La dosis usual de GENTAMINA Inyectable varía de 10mg a 20mg, dependiendo de la gravedad de la infección ocular. La dosis apropiada se extrae en una jeringa de tuberculina, usando una aguja de calibre 27-30 y se inyecta en condiciones asépticas debajo de la conjuntiva o dentro de la cápsula de Tenon después de la instilación de un anestésico tópico. La dosis puede repetirse después de 24 horas si es necesario. Tratamiento combinado: cuando GENTAMINA inyectable (uso pediátrico) se asocia a otros antibióticos su dosificación no debe reducirse.