Prospecto IMODIUM

Composición
Cada comprimido contiene: clorhidrato de loperamida 2mg.
Dosificación
Está indicado solamente en adultos y niños mayores de 5 años. Se recomienda su uso para el tratamiento sintomático de la diarrea aguda y crónica. En pacientes con ileostomía puede usarse para reducir el número y volumen de las deposiciones y para aumentar su consistencia. Diarrea aguda. Adultos: la dosis inicial recomendada es de 2 comprimidos seguidos por 1 comprimido después de cada deposición diarreica. Niños: se indica solamente en niños mayores de 5 años. La dosis inicial es de 1 comprimido; seguido de 1 comprimido después de cada deposición diarreica. Diarrea crónica. Adultos: la dosis inicial recomendada es de 2 comprimidos por día. Esta dosis inicial debe ser adaptada hasta lograr 1-2 deposiciones sólidas por día; esto generalmente se logra con una dosis de mantenimiento de 1 a 6 comprimidos por día. Niños: la dosis inicial es de 1 comprimido por día. La dosis máxima tanto para el tratamiento de la diarrea aguda como de la diarrea crónica es de 8 comprimidos por día para adultos; en los niños debe estar relacionada con el peso corporal (3 comprimidos/20kg de peso).
Contraindicaciones
No debe administrarse a niños menores de 5 años de edad. Dado que el tratamiento de la diarrea con IMODIUM® es sintomático, debería realizarse tratamiento causal, siempre que éste sea posible. No debe emplearse en el tratamiento primario de la disentería aguda, la cual se caracteriza por sangre en heces y fiebre. IMODIUM® no debe usarse en pacientes con colitis ulcerosa aguda o con colitis seudomembranosa asociado con antibióticos de amplio espectro. En general, no debería administrarse cuando deba evitarse una inhibición de la peristalsis y debe interrumpirse inmediatamente cuando aparezca constipación, distensión abdominal o subíleo.
Reacciones adversas
Con el uso de IMODIUM® en las dosis recomendadas y respetando las contraindicaciones del producto, no se han observado efectos colaterales de importancia, aun bajo tratamientos prolongados. Se han informado las siguientes reacciones adversas: reacciones de hipersensibilidad (eritema); constipación o distensión abdominal, en muy raros casos asociado con íleo, particularmente en aquellos casos en los cuales no se respetó la información para la prescripción (ver Dosificación y Contraindicaciones); trastornos diversos que son, habitualmente, difíciles de diferenciar de los síntomas asociados con síndrome diarreico, preferentemente: dolor o molestias abdominales, náuseas y vómitos, fatiga o cansancio, somnolencia o mareos, sequedad bucal.
Precauciones
En pacientes con diarrea, especialmente en niños, puede producirse depleción de fluidos y electrólitos. En dichos casos lo más importante es la administración adecuada de fluidos y electrólitos. IMODIUM® no debería administrarse a niños menores de 6 años de edad sin prescripción y vigilancia médica. En diarrea aguda, si no se observa mejoría clínica dentro de las 48 horas, se deberá interrumpir la administración de IMODIUM® y los pacientes deberán consultar con su médico. Los pacientes con disfunción hepática deberán ser monitoreados por la posibilidad de aparición de toxicidad a nivel del SNC dado el primer paso metabólico. Interacciones: no se han informado, excepto con drogas con propiedades farmacológicas similares. Embarazo y lactancia: a pesar de no haber datos que indiquen que posee propiedades teratogénicas o embriotóxicas, los beneficios terapéuticos deberán evaluarse frente a los posibles riesgos antes de administrar IMODIUM® durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre. Existe poca información respecto de su excreción por leche materna, pero dado que pequeñas cantidades de droga fueron detectadas en la leche de mujeres que estaban dando de lactar, no se recomienda su uso en dichas mujeres. Efectos sobre la capacidad de conducir u operar maquinarias: IMODIUM® no afecta el estado de alerta mental, pero si se presentara fatiga, mareos o somnolencia, es preferible no conducir automóviles u operar maquinarias.
Sobredosificación
Síntomas: en caso de sobredosis (incluyendo sobredosis relativa por disfunción hepática), puede producirse depresión neurológica central (estupor, falta de coordinación, somnolencia, miosis, hipertonía muscular, depresión respiratoria) e íleo. Los niños pueden ser más sensibles a los efectos centrales que los adultos. Tratamiento: si se produjeran síntomas de sobredosis, se puede administrar naloxona como antídoto. Dado que la duración de acción de IMODIUM® es mayor que la de naloxona (1 a 3 horas), puede requerirse tratamiento repetido con ésta. Por lo tanto, el paciente deberá estar cuidadosamente controlado durante por lo menos 48 horas de manera de poder detectar una posible depresión central.
Presentación
Env. con 10 comprimidos.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *