Prospecto KIRUM

Composición
Cada comprimido recubierto contiene: metformina clorhidrato 850mg, excipientes cs.
Propiedades
Baja la glucemia en personas diabéticas pero no tiene efecto antiglucemiante en personas no diabéticas. Parece que este efecto resulta de: aumento de la utilización de glucosa en tejidos musculares en presencia de insulina; disminución de la absorción digestiva de la glucosa. Inhibición de la neoglucogénesis hepática. Las biguanidas no estimulan la secreción de insulina de forma apreciable desde el punto de vista clínico. Las biguanidas y sus derivados son absorbidos por la mucosa digestiva. En la sangre están en forma libre activa y se fijan sobre diferentes tejidos (tubo digestivo, hígado y riñón). Su vida media es de algunas horas.
Indicaciones
Como complemento del régimen alimenticio: en diabetes no insulinodependiente (diabetes del obeso, de los 50 años, y diabetes pletórica), que no presentan acetonuria, donde la estricta aplicación del régimen no permitió la normalización del peso y de la glucemia. En la complementación de la insulinoterapia en diabetes tipo I, en diabetes inestable, en diabetes insulinorresistentes.
Dosificación
Diabetes no insulinodependiente tipo II: la posología media es de 2 comprimidos por día con 12 horas de intervalo (durante o al finalizar las comidas). Esta posología puede eventualmente aumentarse sin inconvenientes (3 o 4 comprimidos). KIRUM puede sustituir otro tratamiento antidiabético oral. Sólo es necesario reemplazar la medicación anterior por KIRUM en la posología indicada por el médico. Diabetes no insulinodependiente tipo I: KIRUM no reemplaza jamás a la insulina, pero asociado a ella puede permitir la reducción de la dosis y lograr mejor estabilización de la glucemia. Es preferible hospitalizar al paciente para realizar la asociación; en esas condiciones la insulina puede reducirse el primer día en un 30-50%. El control metabólico servirá de guía para una disminución progresiva en la dosis de insulina. Modo de empleo: deben ser ingeridos los comprimidos durante o después de las comidas.
Contraindicaciones
En pacientes con: insuficiencia renal. Insuficiencia hepática grave e intoxicación alcohólica aguda. Estados de hipoxia severa: infarto reciente (menos de 6 meses). Insuficiencia cardiorrespiratoria descompensada. Diabetes insulinodependiente no tratada con insulina y diabetes no insulinodependiente descompensada con cetoacidosis. Embarazo: no es recomendado el uso de metformina en embarazadas. Antecedentes de acidosis láctica. Preoperatorio y posoperatorio quirúrgico.
Efectos indeseables
Trastornos gastrointestinales, ejemplo: anorexia, náuseas, vómitos, diarreas. Estos trastornos sobrevienen más frecuentemente cuando se inicia el tratamiento y remiten espontáneamente en la mayoría de los casos. Para prevenir los trastornos digestivos se recomienda utilizar KIRUM en dos tomas diarias durante o después de las comidas. La persistencia de los trastornos impone frenar el tratamiento. Se puede observar ocasionalmente gusto metálico, pérdida de peso, debilidad, laxitud, urticaria. Absorción reducida de vitamina B12. Acidosis láctica.
Precauciones
La diabetes, sobre todo cuando está mal controlada, la insuficiencia renal orgánica o funcional, la insuficiencia hepática, la juvenil, el alcohol, la cetosis y los estados que se acompañan de hipoxemia, son factores que predisponen a la acidosis láctica. Estos factores deben ser buscados periódicamente en pacientes bajo tratamiento, particularmente las personas de más de 60 años, que es donde aparecen con más frecuencia. En presencia de estos factores de riesgo conviene suspender inmediatamente el tratamiento. Los análisis de observación de acidosis láctica bajo biguanida muestran la influencia preponderante de la insuficiencia renal en su génesis (incluyendo las insuficiencias renales funcionales provocadas por ciertos exámenes diagnósticos como las urografías intravenosas). La creatinina sérica debe ser medida antes del inicio del tratamiento y luego regularmente controlada. No prescribir si la creatinemia sobrepasa 15mg por litro. Se suspenderá el tratamiento con biguanidas preferentemente 48 horas antes de investigaciones radiológicas con sustancias de contraste tales como urografías intravenosas y sólo podrá reinstaurarse después de dos días. Precauciones de empleo: la utilización de este medicamento no libera del régimen hipoglucídico en todos los casos o hipoglucídico e hipocalórico en casos de sobrepeso. Los controles bioquímicos deben ser hechos regularmente. Controlar la creatinina sérica cada 4 a 6 meses y más frecuentemente cuando se comienza el tratamiento diurético o antihipertensivo susceptible de producir una insuficiencia renal funcional. En caso de intervención quirúrgica u otras causas de descompensación diabética, el uso de insulina está recomendado. Los pacientes diabéticos que consumen productos hiperglucemiantes tales como corticoides, diuréticos, estroprogestágenos, pueden requerir: aumento de la dosis de KIRUM o asociación con sulfonilureas o insulina. La sustancia utilizada sola no provoca jamás hipoglucemia, sin embargo este efecto puede presentarse si KIRUM se asocia con sulfonilureas o insulina. Signos premonitorios: son signos de acidosis láctica los siguientes: náuseas, vómitos, calambres, hiperventilación, sensación de malestar, dolores abdominales. Ante la sospecha de que éstos pudieran corresponder a acidosis láctica se recomienda detener el tratamiento y hacer una consulta médica de urgencia.
Interacciones
Alcohol: mayor riesgo de acidosis láctica en intoxicaciones alcohólicas agudas, particularmente en casos de: ayuno o desnutrición, insuficiencia hepatocelular. Diuréticos: ver Precauciones. Productos de contraste iodados: ver Precauciones.
Conservación
En su envase original entre 15°C-30°C.
Presentación
Env. con 30 comp. rec.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *