Prospecto LUCOFEN 1G

Composición
LUCOFEN 1G intramuscular: cada frasco ampolla contiene: ceftriaxona (como ceftriaxona sódica) 1g. Cada ampolla de solvente anestésico contiene: lidocaína HCl 1% 3,5ml. LUCOFEN 1G intravenoso: cada frasco ampolla contiene: ceftriaxona (como ceftriaxona sódica) 1g. Cada ampolla de solvente contiene 10ml de agua destilada.
Propiedades
Acción terapéutica: LUCOFEN 1G es un antibiótico de amplio espectro y de acción prolongada, para uso parenteral. Es particularmente activo, frente a una gran cantidad de microorganismos como: H. influenzae, Neisseria meningitidis, N. gonorrhoeae y P. mirabilis. LUCOFEN 1G presentó una notable eficacia contra Serratia marcescens, Salmonella typhi y S. paratyphi, así como frente a Streptococcus pneumoniae. Actúa sinérgicamente asociado a los agentes aminoglucósidos, en especial contra Pseudomonas aeruginosa. LUCOFEN 1G ha demostrado ser muy estable contra las betalactamasas. Mecanismo de acción: LUCOFEN 1g inhibe la síntesis de la pared celular y del septum bacteriano, inhibiendo la división y el crecimiento celular, sobre todo en bacterias que se dividen en forma rápida.
Indicaciones
Está indicado en infecciones a gérmenes grampositivos, gramnegativos y otros gérmenes patógenos. Profilaxis perioperatoria.
Dosificación
Debido a sus parámetros farmacocinéticos (larga vida media de 8 horas, unión a proteínas 80% a 95%, distribución tisular, ausencia de metabolismo), LUCOFEN 1G se administra en una sola dosis diaria. Por vía IM o IV niños mayores de 12 años y adultos, de 1g a 2g una vez al día; lactantes y niños menores de 12 años, de 20 a 80mg/kg/día, dependiendo de la gravedad de la infección, una vez al día. En prematuros la dosis diaria no debe exceder los 50mg/kg. En infecciones severas (sepsis, meningitis) por gérmenes sensibles, una dosis diaria de 2g debe diluirse en 50ml a 100ml de suero glucosado al 5% a pasar en 15 minutos (goteo). La gonorrea se trata con una sola dosis IM de 250mg. La dosis habitual recomendada para adultos no requiere modificación en el caso de pacientes geriátricos. La duración del tratamiento varía según la evolución de la enfermedad. Como ocurre con la antibioticoterapia en general, la administración de LUCOFEN 1G debe continuarse por lo menos de 48 a 72 horas después de normalizada la temperatura o de evidencia de la erradicación bacteriana. LUCOFEN 1G bajo condiciones experimentales, ha demostrado sinergismo con aminoglucósidos sobre numerosos bacilos gramnegativos. A pesar de que el aumento de la actividad de estas asociaciones no es siempre predecible, debe considerarse su empleo en infecciones graves, que ponen en riesgo la vida del paciente, debido a organismos, tales como Pseudomonas aeruginosa. Para evitar problemas de incompatibilidad física, ambas drogas deben ser administradas por separado, en las dosis recomendadas.
Contraindicaciones
Está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a los antibióticos cefalosporínicos. En pacientes con hipersensibilidad a la penicilina, debe tenerse en cuenta la posibilidad de reacciones alérgicas cruzadas. Aunque en las investigaciones preclínicas no se han revelado efectos mutagénicos ni teratogénicos, LUCOFEN 1G no deberá indicarse durante el embarazo (particularmente durante el primer trimestre) a menos que su uso sea imperativo.
Efectos colaterales
LUCOFEN 1G es, en general, bien tolerado. Durante el tratamiento se han observado efectos secundarios, reversibles, espontáneamente o después de discontinuado el antibiótico, como: molestias gastrointestinales (2% de los casos), cambios hematológicos (2%), reacciones cutáneas (1%). Raramente se han observado cefaleas, mareos, aumento de enzimas hepáticas, precipitados vesiculares, oliguria, aumento de la creatinina sérica, micosis de las vías genitales, escalofríos y reacciones anafilácticas o anafilactoides.
Precauciones
Como ocurre con otras cefalosporinas, no puede descartarse la posibilidad de un shock anafiláctico, aunque se hubiere practicado una cuidadosa anamnesis del paciente. El mismo requiere medidas inmediatas, tales como: inyección intravenosa de epinefrina (adrenalina) seguida por la de un glucocorticoide. Estudios in vitro han demostrado que ceftriaxona, como otras cefalosporinas, puede desplazar la bilirrubina de la albúmina sérica. En casos raros se han detectado por medio de la ultrasonografía de la vesícula biliar, imágenes sugestivas de precipitaciones. Esta condición es reversible, suspendiendo la administración de LUCOFEN 1G. En el caso que esta condición se asocie con dolor, se recomienda una conducta conservadora no quirúrgica. Durante tratamientos prolongados deberá controlarse periódicamente el cuadro hemático.
Interacciones
El probenecid disminuye la secreción tubular renal, la que aumenta y prolonga las concentraciones séricas de ceftriaxona.
Presentación
Caja con 1 fco. amp.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *