ORALIPIN - Precauciones

El bezafibrato potencia la acción de los anticoagulantes cumarínicos, por lo que, si el paciente recibe simultáneamente medicación de esta naturaleza, ésta debe reducirse en un 30-50% a la iniciación del tratamiento con bezafibrato para establecer posteriormente mediante controles de coagulación sanguínea la dosis adecuada. Precaución en caso de síndrome nefrótico, insuficiencia hepática o renal. No se debe asociar al bezafibrato con hepatotóxicos o IMAO. Se deberá controlar las transaminasas cada dos meses durante 1 año. Importante para pacientes diabéticos o dislipidémicos: el bezafibrato potencia la acción de la insulina y de los hipoglucemiantes orales sulfonilureicos (glibenclamida, etc.), manifestación de una mejor utilización de la glucosa, con un ahorro simultáneo de insulina. Es muy importante el cumplimiento de las medidas dietéticas simultáneamente, para mejorar los trastornos lipídicos.