FIEBRE - Cuidados en el hogar

Si la fiebre es leve y no hay otros problemas presentes, no es necesario administrar tratamiento alguno, sólo ingerir mucho líquido y reposar. Si el niño es juguetón y está cómodo, está tomando mucho líquido y puede dormir, es probable que el tratamiento para la fiebre no sea de utilidad.La persona debe tomar medidas para bajar la fiebre si ella o su hijo están incómodos, vomitando, deshidratados o tienen dificultad para dormir. El objetivo es bajarla, no eliminarla.Cuando se trata de reducir la fiebre:
  • No se debe arropar a alguien con escalofrío.
  • Retirar el exceso de ropas o frazadas, ya que el ambiente debe ser confortablemente fresco; por ejemplo, una capa de ropa ligera y una cobija liviana para dormir. Si el cuarto está caliente o sofocante, se puede utilizar un ventilador.
  • Un baño con agua tibia o con esponja puede ayudar a refrescar a alguien que tenga fiebre. Esto es especialmente efectivo después de administrar un medicamento (de otro modo la temperatura podría subir de nuevo).
  • No usar baños fríos ni frotar alcohol, ya que estos refrescan la piel, pero a menudo empeoran la situación causando temblores, lo cual eleva la temperatura corporal central.
  • Tomar líquidos fríos si se toleran.
A continuación, se presentan algunas pautas para tomar medicamentos:
  • El acetaminofeno (paracetamol) y el ibuprofeno ayudan a reducir la fiebre en niños y adultos.
  • Tomar acetaminofeno (paracetamol) cada 4 a 6 horas. Éste funciona bajando el termostato del cerebro. Tomar ibuprofeno cada 6 a 8 horas. Al igual que la ácido acetilsalicílico (aspirin), ayuda a combatir la inflamación en la fuente de la fiebre. Algunas veces, los médicos pueden recomendar el uso de ambos medicamentos. El ibuprofeno no está aprobado para su uso con niños menores de 6 meses.
  • La ácido acetilsalicílico (aspirin) es muy efectiva para tratar la fiebre en adultos y NO SE DEBE usar con niños, a menos que el médico específicamente lo indique.
  • Los medicamentos para la fiebre vienen en concentraciones diferentes, de tal manera que siempre se deben verificar las instrucciones que vienen en el empaque.
  • No usar medicamentos para reducir la fiebre en niños menores de 3 meses sin consultarlo primero con un médico.
Si una persona está insolada o agotada por el calor, se la debe alejar de la fuente de calor y frotarla con agua tibia. Asimismo, se le pueden colocar compresas de hielo en las axilas, detrás del cuello y en la ingle. Se le debe dar líquidos si la persona está despierta y buscar asistencia médica. Si la insolación está causando la fiebre, es posible que los medicamentos no bajen la temperatura corporal y pueden ser incluso dañinos.