FIEBRE REUMáTICA - Signos y exámenes

Debido a que esta enfermedad tiene diferentes formas, no existe un examen específico para diagnosticarla de manera contundente. El médico puede llevar a cabo un examen cuidadoso que abarca sonidos cardíacos, piel y articulaciones.El médico también puede efectuar un electrocardiograma mientras realiza la evaluación cardíaca.Se pueden tomar muestras de sangre para verificar la presencia de infecciones recurrentes por estreptococos (como un examen de antiestreptolisina O), conteos sanguíneos completos y tasa de sedimentación (ESR, por sus siglas en inglés).Para ayudar estandarizar el diagnóstico de la fiebre reumática, se han desarrollado algunos criterios mayores y menores. El hecho de encajar dentro de dichos criterios, al igual que tener evidencia de una infección reciente por estreptococos pueden ayudar a confirmar un diagnóstico de fiebre reumática.Algunos de los criterios mayores para el diagnóstico son:
  • Inflamación del corazón (carditis)
  • Artritis en algunas articulaciones (poliartritis)
  • Nódulos debajo la piel (nódulos subcutáneos)
  • Movimientos rápidos y espasmódicos (corea, corea de Sydenham)
  • Erupción cutánea (eritema marginado)
Entre los criterios menores están: fiebre, artralgia, tasa elevada de sedimentación de eritrocitos y otros hallazgos de laboratorio.El diagnóstico de fiebre reumática se da si la persona satisface dos criterios mayores, o uno mayor y dos menores, al igual que si muestra signos de que ha tenido una infección previa por estreptococos.