AMINOGLUTETIMIDA - Precauciones y advertencias

La medicación requiere un estricto control médico. Se deberá controlar la tensión arterial, el cuadro hemático, el equilibrio hidroelectrolítico y la función tiroidea. Ante la aparición de discrasias sanguíneas se suspenderá el tratamiento. Si aparece hipotiroidismo, se deberá instaurar una terapéutica sustitutiva con tiroxina. Se tendrá especial cuidado cuando se administra junto con diuréticos, ya que puede agravar la hipotensión y la hiponatremia. Los ancianos suelen ser más sensibles a los efectos sobre el SNC y más propensos a la letargia con esta medicación. Aunque no se han realizado estudios adecuados y bien controlados en la población pediátrica, existe una posibilidad de inducir desarrollo sexual precoz en niños y de masculinización e hirsutismo en niñas.