DICLOFENAC DIETILAMINA - Precauciones y advertencias

Debe aplicarse en superficies cutáneas sanas e intactas (ausencia de heridas o lesiones abiertas), evitando el contacto con los ojos y las mucosas. Al ser administrado por vía tópica son escasas las probabilidades de que se produzcan efectos secundarios sistémicos; sin embargo, pueden observarse, cuando la droga se aplica en zonas relativamente extensas de la piel y durante un período prolongado. Por ello, los pacientes con trastornos gastrointestinales o con antecedentes de úlcera péptica, enfermedad de Crohn o con trastornos hematopoyéticos, como afecciones hepáticas, cardíacas o renales graves, deberán mantenerse bajo estricto control médico. En pacientes sometidos a tratamiento prolongado se deberán realizar recuentos hemáticos periódicos y controlar la función hepática y renal. Se tendrá especial precaución en pacientes de edad avanzada, disminuyendo la dosis en ancianos débiles o de bajo peso y en los que están con tratamiento diurético. Se recomienda su no prescripción durante el período de embarazo. No administrar sobre todo en el tercer trimestre del embarazo (por posible inhibición de las contracciones uterinas y cierre del ducto arterioso).