FENPROCUMONA - Precauciones y advertencias

Puede recetarse a la mujer que menstrúa. Administrar con precaución a los pacientes que han sufrido resección pulmonar, cirugía ginecológica, gástrica, de vías biliares y en aquellos que presentan insuficiencia cardíaca, aterosclerosis, hipertensión y hepatopatías. No deben aplicarse inyecciones intramusculares durante el tratamiento anticoagulante debido al riesgo de hemorragia. Las aplicaciones cutáneas son menos riesgosas. No debe administrarse en el embarazo ni en la lactancia.