FLUSPIRILENO Ficha Técnica (Prospecto)

Propiedades

Es un antipsicótico perteneciente a la familia de las difenilbutilpiperidinas, de estructura similar a las butirofenonas (haloperidol). Se utiliza por lo general por vía parenteral (vía intramuscular). La inyección es una solución microcristalina que libera el fármaco soluble muy lentamente; los niveles sanguíneos de fluspirileno se hacen detectables luego de 4 horas de la aplicación. Se metaboliza con rapidez y su principal metabolito (por N-desalquilación) es el ácido 4,4-bis(4-fluorofenil) butírico, que se excreta con la orina.

Indicaciones

Ansiedad, insomnio, abulia y trastornos psicosomáticos. Régimen de mantenimiento de psicóticos.

Dosificación

Vía intramuscular exclusiva. Tratamiento de síntomas neuróticos y psicosomáticos: 1,5mg/semana, durante 2 meses y medio. Al término se deberá evaluar la necesidad de repetir el esquema. Mantenimiento de psicóticos: la dosis semanal oscila entre 1 y 4mg para los ambulatorios y de 2 a 8mg para internados. Dosis máxima: 20mg/semana. Su acumulación y sus efectos de sobredosis pueden manejarse eliminando una aplicación de cada 4 o 5 dosis semanales.

Reacciones adversas

Puede producir síntomas extrapiramidales leves o moderados dentro de las primeras 48 horas de cada administración. El resto de los efectos adversos son similares a los de las fenotiazinas: visión borrosa, movimientos de torsión del cuerpo por efectos parkinsonianos extrapiramidales distónicos, hipotensión, constipación, mareos, somnolencia, sequedad de boca, congestión nasal; raramente discinesia tardía, micción difícil (por efecto antimuscarínico), erupción cutánea, trastornos del ciclo menstrual, hipersensibilidad a la luz solar, galactorrea, náuseas, vómitos. Se ha informado la aparición de induraciones y necrosis en el sitio de la inyección, quizá debido a precipitación de cristales del fármaco.

Precauciones y advertencias

Las medicaciones antipsicóticas elevan las concentraciones de prolactina, que persisten durante la administración crónica. En los recién nacidos cuyas madres recibieron fenotiazinas al final del embarazo, se ha descripto ictericia prolongada, hiporreflexia o hiperreflexia y efectos extrapiramidales. Durante la lactancia se observa somnolencia en el lactante. Los pacientes geriátricos necesitan una dosis inicial más baja pues tienden a desarrollar concentraciones plasmáticas más elevadas, son más propensos a la hipotensión ortostática y muestran una sensibilidad aumentada a los efectos antimuscarínicos y sedantes de las fenotiazinas. También son más propensos a desarrollar efectos secundarios extrapiramidales, como discinesia tardía y parkinsonismo. Se sugiere administrar a los pacientes ancianos la mitad de la dosis habitual del adulto. Por su efecto antimuscarínico puede disminuir e inhibir el flujo salival y contribuir al desarrollo de caries, enfermedad periodontal y candidiasis oral. Los efectos leucopénicos y trombocitopénicos de las fenotiazinas pueden aumentar la incidencia de infección microbiana, retraso en la cicatrización y hemorragia gingival.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al fluspirileno. Enfermedad de Parkinson, depresión endógena, embarazo.

Sobredosificación

Síndrome parkinsoniano severo, coma. Tratamiento: sostén sintomático.