MANITOL - Reacciones adversas

La más grave es el desequilibrio de líquidos y electrólitos. La administración rápida de grandes dosis puede ocasionar acumulación de manitol, sobreexpansión del líquido extracelular, hiponatremia por dilución e hiperpotasemia ocasional y sobrecarga circulatoria. La extravasación puede ocasionar edema y necrosis de la piel. Pueden aparecer taquicardia, confusión, calambres, dolores musculares, cansancio o debilidad no habituales y disnea.