NICOTINA - Propiedades

La nicotina se une selectivamente a los receptores de la acetilcolina de los ganglios autonómicos, de la médula adrenal, de la placa neuromuscular y del cerebro. Provoca dos efectos principales en el SNC: a) un efecto estimulante sobre la vigilancia, alerta y rendimiento cognoscitivo, y b) un efecto recompensa sobre el sistema límbico, mediado por el sistema del placer. En dosis bajas predomina el primer efecto y en dosis elevadas el segundo. La administración IV intermitente activa las rutas neurohormonales, con liberación de acetilcolina, noradrenalina, dopamina, serotonina, vasopresina, beta endorfina, hormona de crecimiento y ACTH. Los efectos farmacodinámicos cardiovasculares de la nicotina incluyen vasoconstricción periférica, taquicardia e hipertensión. La tolerancia aguda y crónica a la nicotina se desarrolla por fumar tabaco o ingerir preparados nicotínicos. El retiro de la nicotina en los adictos produce nerviosismo, irritabilidad, ansiedad, somnolencia, aumento del apetito, disturbios del sueño, cefaleas, dolor muscular, constipación, confusión, debilidad, palpitaciones, respiración alterada, hipotensión.