NICOTINA - Sobredosificación

La dosis mínima aguda letal de nicotina en adultos es de 40 a 60mg ( < 1mg/kg). Los síntomas son los siguientes: palidez, sudor frío, náusea, salivación, vómito, dolor abdominal, diarrea, cefalea, mareos, disturbios de la visión y del oído, temblores, confusión mental y debilidad. Postración, hipotensión y falla respiratoria pueden aparecer con una sobredosis elevada. La dosis mortal produce convulsiones y la muerte sobreviene por parálisis respiratoria central o periférica y, con menos frecuencia, por falla cardíaca. El tratamiento de la sobredosis consiste en administrar carbón activado, que puede ser instilado aun en los pacientes inconscientes si poseen la vía respiratoria permeable. Otras medidas de sostén son diazepam y barbitúricos (convulsiones), atropina, asistencia respiratoria y administración parenteral de líquidos.