SULTAMICILINA Ficha Técnica (Prospecto)

Propiedades

La sultamicilina es un éster doble en el que la ampicilina y el inhibidor de la betalactamasa, sulbactam, están unidos mediante un grupo metileno. La sultamicilina es el éster sulfona oximetilpenicilinato de la ampicilina, cuyo peso molecular es de 594,7. Después de la administración oral, la sultamicilina se hidroliza durante la absorción a sulbactam y ampicilina en una proporción molar 1:1 en la circulación sistémica. Su biodisponibilidad es del 80% y no es afectada si se administra después de la alimentación. Los niveles máximos de ampicilina en suero después de la administración de sultamicilina son aproximadamente el doble de los alcanzados con una dosis igual de ampicilina oral. Las vidas medias de eliminación son de alrededor de 0,75 y 1 hora para sulbactam y ampicilina, respectivamente, en voluntarios sanos; se excreta un 50% a 75% de cada agente en la orina, en forma inalterada. Las vidas medias de eliminación se incrementan en pacientes de edad avanzada y en aquellos con disfunción renal. Aunque el sulbactam no posee actividad antibacteriana útil, excepto contra Neisseriaceae, Acinetobacter calcoaceticus, Bacteroidesspp, Branhamella catarrhalis y Pseudomonas cepacia, los estudios bioquímicos en sistemas bacterianos libres de células han demostrado que es un inhibidor irreversible de varias betalactamasas importantes, que se presentan en los gérmenes resistentes a la penicilina. La propiedad del sulbactam de evitar la destrucción de las penicilinas por parte de microorganismos resistentes se confirma en estudios con gérmenes completos, que utilizan cepas resistentes, en los que el sulbactam despliega efectos sinérgicos notables cuando se administra junto con las penicilinas, mientras que posee poco o ningún efecto sobre la actividad de la penicilina en el ataque contra cepas sensibles. El componente bactericida de la sultamicilina es la ampicilina, que al igual que la bencilpenicilina actúa frente a microorganismos sensibles durante la etapa de multiplicación activa, por inhibición de la biosíntesis de mucopéptidos de la pared celular. Tiene acción bactericida y su efecto depende de su capacidad para alcanzar y unirse a las proteínas que ligan penicilinas (PBP-1-PBP-3) localizadas en la membrana citoplasmática bacteriana. Las bacterias que se dividen en forma rápida son las más sensibles a la acción de las penicilinas. La sultamicilina posee el mismo espectro de acción básico que la ampicilina y cubre los gérmenes que han adquirido resistencia a la ampicilina por producción de betalactamasas. La sultamicilina es efectiva contra un amplio espectro de bacterias grampositivas y gramnegativas, incluidas Staphylococcus aureus y epidermidis (incluso cepas resistentes a la penicilina y algunas resistentes a la meticilina) Streptococcus pneumoniae, Streptococcus faecalis y otras especies de Streptococcus; Haemophilus influenzae y parainfluenzae (cepas betalactamasa-positivas y negativas); Branhamella catarrhalis; anaerobios incluso Bacteroides fragilis y especies relacionadas; Escherichia coli; especies de Klebsiella; especies de Enterobacter, Morganella morganii; especies de Citrobacter; Neisseria meningitidis y Neisseria gonorrhoeae.

Indicaciones

Infecciones causadas por microorganismos sensibles a la combinación ampicilina + sulbactam. Las indicaciones típicas son: infecciones de las vías respiratorias superiores e inferiores, incluso sinusitis, otitis media y epiglotitis; neumonías bacterianas; infecciones de las vías urinarias y pielonefritis; infecciones intraabdominales, incluso peritonitis, colecistitis, endometritis y celulitis pelviana; septicemia bacteriana; infecciones de piel, tejidos blandos, huesos y articulaciones, e infecciones gonocócicas.

Dosificación

Adultos (incluso gerontes): 375 a 750mg dos veces por día, vía oral. Niños de menos de 30kg: 25 a 50mg/kg/día divididos en dos dosis, con dependencia de la severidad de la infección y según el criterio del médico. Niños que pesen 30kg o más: ídem dosis habitual para adultos. El tratamiento por lo general se continúa hasta 48 horas después de que la pirexia y otros signos hayan desaparecido. El tratamiento es, normalmente, administrado durante 5 a 14 días pero el período de tratamiento puede extenderse si fuere necesario. En el tratamiento de la gonorrea no complicada, la sultamicilina se puede administrar en la forma de una dosis única oral de 2,25g. Se debe administrar 1g de probenecid en forma simultánea, con el fin de prolongar las concentraciones en plasma de sulbactam y ampicilina. Los casos de gonorrea donde se sospeche una lesión de sífilis deben ser sometidos a exámenes de campo oscuro antes de recibir la sultamicilina, y a pruebas serológicas mensuales durante un mínimo de cuatro meses. Se recomiendan por lo menos 10 días de tratamiento para cualquier infección causada por estreptococos hemolíticos, para evitar la aparición de fiebre reumática aguda o glomerulonefritis. En los pacientes con disfunción renal severa (aclaramiento de creatinina 30ml/min), las cinéticas de eliminación de sulbactam y ampicilina son afectadas en forma similar; por lo tanto, la proporción en plasma de uno u otra permanecerá constante. La dosis de sultamicilina en esos pacientes debe ser administrada con menos frecuencia, de acuerdo con la práctica habitual para la ampicilina.

Reacciones adversas

La mayoría fueron leves o moderadas y se toleraron al continuar el tratamiento. Algunos pacientes pueden resultar hipersensibles a la sultamicilina y desarrollar reacciones alérgicas y anafilaxia. Gastrointestinales: el efecto secundario más frecuente fue la diarrea/evacuaciones blandas. También se observaron náuseas, vómitos, malestar epigástrico y dolor abdominal/cólicos. Al igual que con otros antibióticos tipo ampicilina, pueden presentarse raramente enterocolitis y colitis seudomembranosa. Cutáneas y anexos: con poca frecuencia fueron observados exantema y escozor. Otras: en raras ocasiones somnolencia/sedación, fatiga/malestar y cefaleas. Dado que la mononucleosis tiene un origen viral, no debe utilizarse sultamicilina en el tratamiento de esta afección, debido a que un alto porcentaje de pacientes con mononucleosis que reciben ampicilina desarrollan rash cutáneo. La sultamicilina puede presentar todas las reacciones adversas propias de la ampicilina.

Precauciones y advertencias

Como con otros antibióticos, pueden aparecer signos de sobrecrecimiento de microorganismos no sensibles, incluso hongos. Si se presenta una sobreinfección, la droga debe suspenderse o administrarse la terapia adecuada. Es aconsejable hacer chequeos periódicos para determinar disfunción de los distintos órganos y sistemas durante la terapia prolongada; éstos incluyen los sistemas renal, hepático y hematopoyético. Uso durante el embarazo: los estudios de reproducción en animales no han revelado evidencias de fertilidad alterada o daño en el feto a causa de la sultamicilina. Sin embargo, no se ha establecido la seguridad para su uso durante el embarazo en el ser humano. Uso durante la lactación: las bajas concentraciones de ampicilina y sulbactam son excretadas en la leche; por lo tanto, es necesario tener precaución cuando se administra sultamicilina a una madre en período de lactación. Uso en niños: la principal vía de excreción de sulbactam y ampicilina es la vía urinaria; dado que la función renal no está totalmente desarrollada en los neonatos, esto debe ser tenido en cuenta cuando se administra sultamicilina. En pacientes que reciben terapia con penicilina se han informado reacciones (anafilácticas) de hipersensibilidad graves y en ocasiones fatales. Es más probable que estas reacciones se presenten en individuos con antecedentes de hipersensibilidad a la penicilina o reacciones de hipersensibilidad a alérgenos múltiples. Se ha informado que individuos con antecedentes de hipersensibilidad a la penicilina han experimentado reacciones adversas severas cuando se trataron con cefalosporinas. Antes de administrar penicilinas debe hacerse un interrogatorio cuidadoso en relación con reacciones previas de hipersensibilidad a éstas, a cefalosporinas y otros alérgenos. Si se presenta una reacción alérgica, la droga debe ser suspendida y aplicarse la terapia adecuada. Las reacciones anafilácticas graves requieren un tratamiento de emergencia inmediato con adrenalina. El oxígeno, los esteroides intravenosos y la conservación de la permeabilidad de la vía aérea, incluso la intubación, deben utilizarse según lo indicado.

Interacciones

Con fármacos: la administración simultánea de alopurinol y ampicilina aumenta sustancialmente la incidencia de rash en pacientes que reciben ambas drogas, en comparación con los que reciben ampicilina sola. No existen datos con respecto a la administración concurrente de sultamicilina y alopurinol; sin embargo, es factible que se presente la misma interacción. Es preferible no indicar terapéutica simultánea con fármacos bacteriostáticos (cloranfenicol, eritromicina, sulfamidas o tetraciclinas), ya que pueden interferir en el efecto de las penicilinas en los casos clínicos donde se necesite un efecto bactericida rápido. El uso simultáneo con anticonceptivos orales que contengan estrógenos puede disminuir su eficacia. El probenecid disminuye la secreción tubular renal de las penicilinas con prolongación de la vida media de eliminación y aumento del riesgo de toxicidad.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la sultamicilina. Antecedentes de reacción alérgica a cualquiera de las penicilinas. Enfermedad gastrointestinal (colitis ulcerosa, enteritis regional o colitis asociada con antibióticos). Mononucleosis infecciosa. Disfunción renal.

Medicamentos que contienen Sultamicilina