TOLFENáMICO áCIDO Ficha Técnica (Prospecto)

Acción terapéutica

Analgésico. Antiinflamatorio no esteroide.

Propiedades

Es un derivado del ácido antracíclico que pertenece al grupo de los AINE (antiinflamatorios no esteroides). Posee acción antiinflamatoria, analgésica y antipirética. En modelos animales, su administración ha demostrado inhibir edemas y eritemas y reducir dolor e hipertermia. El resultado de estudios clínicos y experimentales ha dado soporte al rol de las prostaglandinas, y probablemente también de los leucotrienos, en la patogénesis de la migraña. Las prostaglandinas son capaces de sensibilizar los nociceptores y producir hiperalgesia. La vasodilatación, el edema y la hiperalgesia que caracterizan la enfermedad migrañosa tienen mucho en común con un proceso inflamatorio. El ácido tolfenámico, que inhibe la biosíntesis de prostaglandinas y tiene un efecto antiagregante, ha demostrado ser más efectivo que la aspirina y tan eficaz como la ergotamina en el tratamiento de crisis migrañosas. En el tratamiento preventivo de la migraña, resultó ser tan efectivo como el propranolol.

Indicaciones

Migraña. Dismenorrea.

Dosificación

En las crisis migrañosas: 200mg al inicio; de ser necesario esta dosis puede ser reiterada 1 o 2 horas después. Dismenorrea: 200mg 3 veces por día, desde que se presentan los primeros síntomas de la menstruación. El tratamiento debe continuar durante los siguientes 4 días.

Reacciones adversas

Habitualmente es bien tolerado pero se han descripto los siguientes efectos adversos: aparato digestivo: dolores abdominales, dispepsia, náuseas, vómitos y diarrea. Reacciones cutáneas: exantemas y prurito que revirtieron con la suspensión del tratamiento. Aparato genitourinario: algunos pacientes (esencialmente hombres) refirieron al inicio del tratamiento una leve disuria matinal que revirtió luego de un tiempo sin necesidad de interrumpir el tratamiento. Se trata de una irritación local de la uretra relacionada con la concentración en orina de uno de los metabolitos principales. Esta sintomatología puede atenuarse e incluso eliminarse disminuyendo el consumo de líquidos o reduciendo la dosis del medicamento. Al igual que el resto de los AINE, se han descripto también: SNC: cefalea, vértigo, fatiga. Hígado: raramente aumento de las transaminasas, de corta duración y siempre reversible. Hepatitis. Sangre: muy raramente, trombocitopenia, leucopenia y anemia.

Precauciones y advertencias

Efectos gastrointestinales. El tratamiento crónico con AINEs puede aparecer, con o sin síntomas previos, toxicidad gastrointestinales seria (ej., ulceración, hemorragia). Los pacientes ancianos o debilitados parecen ser más susceptibles a la aparición de úlceras o hemorragias que otros individuos. Efectos hepáticos: durante el tratamiento con distintos AINE se han descripto elevaciones de las enzimas hepáticas que pueden retrogradar, permanecer sin cambios o progresar durante la terapia. Además de los casos de elevaciones de las enzimas observadas en los ensayos clínicos, se han comunicado casos raros de reacciones hepáticas severas durante el tratamiento con AINE, incluyendo ictericia y hepatitis fulminante fatal. Efectos renales: se han relatado casos de nefritis intersticial aguda con hematuria, proteinuria y ocasionalmente síndrome nefrótico en asociación con la administración de AINE. Una segunda forma de toxicidad renal ha sido observada en pacientes con condiciones que favorecen una reducción del flujo sanguíneo renal o del volumen sanguíneo, donde las prostaglandinas renales tienen un efecto de sostén en el mantenimiento de la perfusión renal. En estos pacientes, la administración de un AINE puede precipitar una descompensación renal. Los pacientes más expuestos a esta reacción son aquellos que padecen deterioro de la función renal, falla cardíaca, disfunción hepática, los que toman diuréticos y los de edad avanzada. Debe considerarse la disminución de la dosis en pacientes con disminución de la función renal, quienes deberán ser monitoreados cuidadosamente como todo AINE. Efectos hematológicos: deben efectuarse controles de los tests de coagulación en pacientes con alteraciones de la misma, así como también estudios hemáticos periódicos en los tratamientos inusualmente prolongados.

Interacciones

Es un fármaco de alta ligadura proteica y, por lo tanto, podría desplazar a otras sustancias unidas en alta proporción a proteínas. Debido a ello se necesita un monitoreo médico cuidadoso en cuanto a requerimientos posológicos de otros fármacos de alta ligadura proteica cuando son administrados concomitantemente. Las siguientes interacciones han sido encontradas con la administración de antiinflamatorios no esteroides asociados a: otros AINE, aspirina, ticlopidina y glucocorticoides: aumento del riesgo de úlcera y hemorragia gastrointestinal. Anticoagulantes orales (cumarínicos) y heparina: aumento del riesgo de hemorragias por inhibición de la función plaquetaria. Si no se puede evitar la asociación, se deberán realizar controles rigurosos con los tiempos de sangría, protrombina y tromboplastina. Litio: aumento de la litemia por disminución de la excreción renal, pudiendo alcanzar valores tóxicos. Metotrexato: aumento de la toxicidad hematológica del metotrexato por disminución de su eliminación renal. Diuréticos: riesgo de insuficiencia renal aguda en pacientes deshidratados por disminución de la filtración glomerular, secundaria a una disminución de la síntesis de prostaglandinas renales. Zidovudina: riesgo de toxicidad sobre la serie roja (acción sobre los reticulocitos) provocando una anemia severa 8 días después de la introducción del AINE. Controlar con hemograma, hematocrito y porcentaje de reticulocitos 8 a 15 días después del comienzo del tratamiento con el AINE. Pentoxifilina y trombolíticos: aumento del riesgo de hemorragia. Antihipertensivos (beta-bloqueantes, inhibidores de la enzima convertasa, diuréticos): reducción del efecto antihipertensivo por inhibición de las prostaglandinas vasodilatadoras por el AINE.

Contraindicaciones

Ulcera gastroduodenal y hemorragia gastrointestinal activa. Pacientes con antecedentes de hipersensibilidad al ácido tolfenámico o a otros fármacos inhibidores de la síntesis de prostaglandinas, boncoespasmo, urticaria u otras reacciones de tipo alérgico con el empleo de aspirina u otros antiinflamatorios no esteroides (AINE). Insuficiencia cardíaca, renal y/o hepática severas. Embarazo y lactancia.