RIFOCINA - Precauciones

La solución de uso local y el spray contienen metabisulfito de sodio que, en individuos sensibles (especialmente en personas asmáticas), puede causar reacciones alérgicas y ataques graves de asma. Una vez abierto el envase, la solución de uso local puede oscurecerse, pero este cambio no altera la actividad. Como sucede con otros antibióticos, el uso prolongado de rifamicina puede tener como consecuencia el sobrecrecimiento de organismos susceptibles (especialmente estafilococos). La reevaluación periódica del paciente es esencial. En caso de presentarse superinfección, interrumpir inmediatamente el tratamiento e iniciar las medidas terapéuticas adecuadas. El uso prolongado puede producir sensibilización. Evitar su aplicación sobre grandes áreas, en la zona cercana a la parte interna de la oreja o el contacto con el tejido nervioso.