Prospecto ZENTIUS

Composición
Cada comprimido recubierto contiene: citalopram (como bromhidrato) 20mg.
Farmacología
ZENTIUS es un antidepresivo que actúa por inhibición potente y selectiva de la recaptación de serotonina a nivel central. Farmacocinética: la absorción de citalopram por vía oral es rápida y casi completa (Tmáx alrededor de 4 horas, biodisponibilidad 80%) y no es alterada por los alimentos. La vida media de eliminación es de alrededor de 33 horas y la unión a las proteínas plasmáticas del citalopram y sus principales metabolitos es inferior al 80%. Las concentraciones plasmáticas de equilibrio se logran tras 7 a 14 días de tratamiento. La eliminación se realiza principalmente por vía hepática (85%) y el resto en orina (15%).
Indicaciones
ZENTIUS está destinado al tratamiento de la depresión.
Dosificación
La posología de ZENTIUS deberá adaptarse a cada caso en particular. Adultos: dosis inicial: 20mg por día, por la mañana con el desayuno. Si es necesario, después de 2 a 3 semanas de tratamiento, aumentar la dosis a 40mg por día. No exceder los 60mg por día. En términos generales no deberían prescribirse dosis superiores a los 40mg/día debido a que no existen estudios que demuestren que dosis mayores sean más eficaces. Ancianos: dosis inicial: 20mg por día, por la mañana con el desayuno. Si es necesario, aumentar gradualmente la dosis en incrementos de 10mg, de acuerdo con la respuesta terapéutica. No exceder los 40mg por día. En los pacientes con insuficiencia hepática la dosis habitual es de 20mg a 30mg por día. En los pacientes con insuficiencia renal leve a moderada no es necesario ajustar la dosis. ZENTIUS debe ser administrado con precaución en pacientes con insuficiencia renal severa. Dosis mínimas y máximas: la dosis mínima de ZENTIUS es de 20mg por día y la dosis máxima es de 60mg por día.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad reconocida al citalopram o a cualquiera de los componentes de la fórmula. ZENTIUS está contraindicado durante el tratamiento con medicamentos inhibidores de la monoaminooxidasa y hasta transcurridas dos semanas de finalizado el tratamiento con éstos. Asimismo, tampoco debe iniciarse un tratamiento con inhibidores de la MAO hasta transcurridas dos semanas de finalizado un tratamiento con ZENTIUS. Embarazo. Niños y adolescentes menores de 15 años.
Reacciones adversas
Las reacciones adversas son generalmente de intensidad leve a moderada, aparecen principalmente durante las dos primeras semanas de tratamiento y ceden con la continuación de éste y la mejoría del episodio depresivo. Las reacciones adversas informadas, en algunos casos bajo tratamiento con otros psicotrópicos son: organismo en general: aumento o disminución de peso, fatiga, fiebre. Aparato cardiovascular: taquicardia, hipotensión ortostática, bradicardia en pacientes con frecuencia cardíaca basal baja. Dermatológicas: sudoración, erupción cutánea, prurito. Aparato digestivo: náuseas, vómitos, diarrea, constipación, sequedad bucal. Excepcionalmente, aumento de las enzimas hepáticas. Sistema nervioso: nerviosismo, somnolencia, temblor, astenia, cefalea, vértigo, trastornos del sueño, pérdida de la memoria, trastornos de la libido, tendencia suicida. Organos de los sentidos: trastornos de la acomodación. Aparato urogenital: trastornos de la micción, dismenorrea, impotencia, trastornos de la eyaculación. Musculoesqueléticas: mialgia y artralgia.
Precauciones
Como sucede con todos los antidepresivos, ZENTIUS debe administrarse con precaución a los pacientes con antecedentes de manía. En caso de viraje maníaco franco, el tratamiento con ZENTIUS será interrumpido y se iniciará el tratamiento neuroléptico sedante correspondiente. ZENTIUS se administrará con precaución a los pacientes con antecedentes de epilepsia o convulsiones. Si se presentaran convulsiones el tratamiento con ZENTIUS debe ser interrumpido. Aunque no se han informado interacciones entre el citalopram y el alcohol, como sucede con todos los medicamentos psicotrópicos, se evitará el consumo de bebidas alcohólicas durante el tratamiento con ZENTIUS. Tal como es habitual en toda administración de drogas que actúan sobre el sistema nervioso central, quienes reciban ZENTIUS deben evitar la conducción de vehículos y la operación de maquinarias peligrosas, mientras no se conozca la respuesta a la medicación. En los pacientes con insuficiencia hepática la dosis de citalopram se reducirá a la mitad. Evitar la interrupción abrupta del tratamiento. Embarazo: aunque los estudios toxicológicos preclínicos no han evidenciado efectos teratogénicos, no existe experiencia suficiente con citalopram en mujeres embarazadas. Por lo tanto, ZENTIUS sólo debería ser administrado durante el embarazo cuando, después de una cuidadosa evaluación por parte del médico, los beneficios potenciales para la madre justifiquen los riesgos potenciales para la gestación. Lactancia: el citalopram se excreta en la leche. Luego de haber evaluado la relación riesgo/beneficio de la utilización de ZENTIUS durante la lactancia y si su indicación se juzgara beneficiosa, deberá considerarse la discontinuación de la lactancia. Uso pediátrico: no se dispone de estudios sobre la seguridad del citalopram en niños y adolescentes menores de 15 años de edad, por lo tanto su uso está contraindicado. Uso geriátrico: la vida media y los valores de clearance del citalopram pueden estar disminuidos. ZENTIUS se administrará con precaución. Interacciones medicamentosas: alcohol: aunque no se han informado interacciones entre el citalopram y el alcohol, como sucede con todos los medicamentos psicotrópicos, se evitará el consumo de bebidas alcohólicas durante el tratamiento con ZENTIUS. Drogas con acción sobre el SNC: ZENTIUS debe administrarse con precaución a pacientes que se encuentren en tratamiento con otras drogas que actúen sobre el SNC. Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO): la administración simultánea de otros antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina e IMAO ha dado lugar a reacciones adversas graves (síndrome serotoninérgico). Ver Contraindicaciones y Advertencias. Litio: riesgo de síndrome serotoninérgico. Administrar con precaución y efectuar controles clínicos periódicos. Carbamazepina: teniendo en cuenta la propiedad de inductor enzimático de carbamazepina sobre el citocromo P-450 3A4 (del cual el citalopram es sustrato) se debe tener en cuenta la posibilidad de aumento del clearance de citalopram con disminución de su concentración plasmática y vida media cuando las drogas son coadministradas. Una posibilidad similar debería considerarse para fenobarbital, fenitoína, rifampicina y griseofulvina. Inhibidores del citocromo P-450 3A4 y 2C19: debido a que el citalopram es primariamente sustrato de los citocromos P-450 3A4 y 2C19, se debe considerar la posibilidad de un aumento de la concentración plasmática y vida media de eliminación del antidepresivo cuando se coadministra con inhibidores del citocromo P-450 3A4 (ketoconazol, primaquina, itraconazol, fluconazol o eritromicina) o 2C19 (omeprazol, pantoprazol, cimetidina, lansoprazol). Imipramina, desipramina y otros antidepresivos tricíclicos: el citalopram aumenta un 50% las concentraciones plasmáticas de desipramina, metabolito de la imipramina. Se recomienda precaución en la coadministración de ZENTIUS y antidepresivos tricíclicos. Cimetidina: en los sujetos que han recibido 21 días de tratamiento con citalopram en dosis de 40mg/día junto con 400mg/día de cimetidina durante 8 días se ha observado un aumento del área bajo la curva (AUC) y la concentración plasmática máxima (Cmáx) de 43% y 39%, respectivamente. Metoprolol: la administración simultánea de citalopram en dosis de 40mg/día durante 22 días junto con metoprolol (un b-bloqueante) resultó en un aumento de la concentración plasmática del doble del b-bloqueante. Esta interacción puede disminuir la cardioselectividad de metoprolol. Terapia electroconvulsiva: no existen estudios adecuados que permitan dar cuenta de la seguridad del tratamiento conjunto con citalopram y terapia electroconvulsiva, por lo que no se recomienda su asociación.
Advertencias
Se han informado interacciones graves con el uso simultáneo de otros inhibidores de la recaptación de serotonina e inhibidores de la MAO (ver Contraindicaciones). El riesgo de intento de suicidio es inherente a la depresión y, como sucede con todos los antidepresivos, puede persistir en las etapas iniciales del tratamiento. Se supervisará estrechamente a los pacientes con riesgo elevado durante las fases iniciales del tratamiento.
Conservación
Conservar en lugar seco a temperatura ambiente de 25°C (variación admitida entre 15°C y 30°C).
Sobredosificación
Los síntomas más frecuentemente informados tras la sobredosis de citalopram fueron: fatiga, vértigos, temblor de las manos, náuseas, vómitos, somnolencia, mareo, temblor y taquicardia sinusal. Más raramente se han informado: amnesia, confusión, coma, convulsiones, hiperventilación, cianosis, rabdomiólisis, cambios en el ECG (prolongación del intervalo QT, ritmo nodal, arritmia ventricular y torsión de las puntas). No existe una sintomatología específica de la sobredosis de citalopram. No existen antídotos específicos. Establecer y mantener una adecuada ventilación y oxigenación. El tratamiento es sintomático con lavado gástrico y administración de carbón activado. Control clínico cuidadoso con monitoreo de los signos vitales y cardíacos, durante por lo menos las 24 horas posteriores a la sobredosis. Debe considerarse la posibilidad de sobredosis de varias drogas. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al hospital más cercano o comunicarse con los centros de toxicología.
Presentación
Env. con 15 comp. rec. de 20mg.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *