ZIRMAPINA 10MG - Sobredosificación

La experiencia de sobredosificación con olanzapina es limitada, en los estudios clínicos la sobredosificación aguda de olanzapina, accidental o intencionada, se identificó en 67 pacientes; en el paciente con la ingesta de olanzapina más elevada conocida, 300mg, los únicos síntomas de los que se informó fueron somnolencia y alteraciones del lenguaje. En el número limitado de pacientes evaluados en hospitales, incluyendo el paciente que ingirió los 300mg, no se observaron cambios que indicaran un efecto adverso en la química sanguínea ni en los ECGs. Los signos vitales estuvieron habitualmente dentro de los límites normales después de la sobredosificación; basándose en los datos en animales, los síntomas predecibles podrían reflejar una exageración de las acciones farmacológicas conocidas del fármaco. Los síntomas pueden incluir somnolencia, visión borrosa, depresión respiratoria, hipotensión y posibles alteraciones extrapiramidales. La dosis letal promedio en ratas y ratones fue de aproximadamente 175 y 210mg/kg, respectivamente. Dosis orales únicas hasta de 100mg/kg en perros y en monos no causaron mortalidad. No hay un antídoto específico para la olanzapina, por lo que se deben iniciar las medidas de soporte adecuadas. Se debe considerar la posibilidad de que existan varios fármacos involucrados. Asistencia y manejo: en caso de una sobredosificación aguda, se debe establecer y mantener una vía permeable asegurando la oxigenación y ventilación adecuadas; en los casos de sobredosificación se debe considerar el uso de carbón activado dado que la administración concomitante de carbón activado ha demostrado reducir la biodisponibilidad oral de la olanzapina entre un 50 a 60%, también se puede considerar el lavado gástrico (después de la intubación, si el paciente está inconsciente). El colapso circulatorio y la hipotensión se deben tratar con medidas adecuadas como terapia con líquidos intravenosos y/o agentes simpaticomiméticos como la norepinefrina. No se deben utilizar epinefrina, dopamina ni otros agentes simpaticomiméticos con acción beta-antagonista, dado que la estimulación beta puede empeorar la hipotensión en el caso de existencia de bloqueo alfa establecido por la olanzapina. Se recomienda el monitoreo cardiovascular. La supervisión médica estrecha se debe mantener hasta que el paciente esté recuperado. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Centro Nacional de Toxicología del Centro de Emergencias Médicas Dr. Luis María Argaña - Av. Gral. Santos y Teodoro S. Mongelós - Asunción.