HIPERCOR - Precauciones

En insuficiencia cardíaca, pacientes deplecionados de sodio (uso de diuréticos o dietas hiposódicas, diarreas prolongadas, vómitos). En accidentes vasculares isquémicos es conveniente vigilar el tratamiento ya que puede producir una hipotensión excesiva. En pacientes programados para cirugía poner en conocimiento del anestesista a fin de corregir un posible cuadro hipotensivo con expansores del volumen sanguíneo. HIPERCOR es generalmente bien tolerado. En raras ocasiones y al inicio del tratamiento pueden observarse mareos, hipotensión ortostática, hipercaliemia, elevación de GPT, que revierten al suspender el tratamiento. Se aconseja no administrar con diuréticos ahorradores de potasio. En casos de sobredosificación comunicar al médico tratante a fin de corregir la hipotensión excesiva.