CELECOXIB - Precauciones y advertencias

Administrar con precaución en pacientes con antecedentes de enfermedad ulcerosa gastroduodenal; ancianos o debilitados. Se aconseja realizar controles de los parámetros humorales hepáticos y hemáticos en forma periódica, especialmente en tratamientos prolongados. La administración de AINE puede provocar lesiones renales especialmente en pacientes con nefropatías preexistentes, insuficiencia cardíaca, o que estén recibiendo diuréticos o IECA y en sujetos de edad avanzada y que se relacionan con el bloqueo sobre las prostaglandinas renales. Se aconseja mantener buena hidratación de los pacientes y control del funcionamiento renal y la diuresis. En sujetos asmáticos con antecedentes de hipersensibilidad a la asfixia o broncospasmo se deberá prestar especial atención al administrar antiinflamatorios ya que se pueden desencadenar cuadros fatales. A las dosis aconsejadas el celecoxib no parece afectar la agregación plaquetaria, ni el tiempo de protrombina. En algunos pacientes se presentó retención de líquido, edema y aumento del peso, por lo que deberá prestarse atención a aquellos sujetos que reciban celecoxib y presenten hipertensión arterial o insuficiencia cardíaca. No se han evaluado la seguridad ni la eficacia en pacientes pediátricos o menores de 18 años.