PERGOLIDA - Precauciones y advertencias

Administrar con precaución a pacientes susceptibles de desarrollar arritmias cardíacas. En animales se ha observado un leve incremento en la frecuencia de aparición de neoplasias uterinas y endometriales; sin embargo, se cree que los mecanismos involucrados en este proceso se hallan ausentes en seres humanos. No usar en mujeres embarazadas a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto. El amamantamiento debiera suspenderse si la mujer debe recibir pergolida. La seguridad y efectividad en niños no se ha establecido.