TRICOLAN - Precauciones

No hay sospecha de carcinogenicidad en humanos, aunque el producto se ha mostrado carcinogénico en ciertas especies de ratones pero no en ratas ni en hámsters. Es necesario realizar un monitoreo de la fórmula sanguínea si hay antecedentes de discrasia sanguínea o en caso de usar altas dosis o tratamientos prolongados. También se podría observar una leucopenia; en tal caso, la continuación del tratamiento dependerá de la severidad de la infección. El tratamiento debería ser discontinuado en caso de ataxia, vértigo, alucinaciones o confusiones mentales. Tener en cuenta el riesgo de exacerbación de las condiciones neurológicas en pacientes con severos desórdenes neurológicos centrales o periféricos estables o en evolución. Evitar el alcohol (efecto antabús). El metronidazol potencializa la acción del vecuronio (agente bloqueante neuromuscular no despolarizante).